Setas venenosas para los perros

Setas venenosas para los perros, un peligro real

Las setas venenosas ¿lo son también para los perros?

Llegan las lluvias otoñales, y con ellas las primeras setas. Perseguidas por muchos que ven en “los hongos” un placer gastronómico indudable, lo cierto es que son al mismo tiempo peligrosas para quien no es capaz de identificar las diferentes setas que se encuentran en nuestros montes. Y las setas venenosas para los perros son un peligro real también.

Setas venenosas para los perros

En realidad las setas “venenosas” para los perros son… las mismas que para los humanos. Nuestros metabolismos tienen suficientes similitudes como para que los síntomas sean casi idénticos: Desde malestar, vómitos, diarreas, hasta daño renal y hepático e incluso la muerte. Así que la pregunta tiene una respuesta clara: sí, hay setas (muy) venenosas para los perros.

Es importante recordar que “la dosis es la que hace al veneno”. La peligrosidad de una determinada seta dependerá del tipo concreto, pero también, y por encima de todo, de la cantidad ingerida. Las setas tóxicas son a efectos prácticos similares a un veneno.

Olvida los mitos sobre setas venenosas
Hay una creencia popular muy arraigada que dice que las setas más coloridas son las más peligrosas, pero es una verdad a medias. Hay setas muy discretas en apariencia que son tóxicas, como la archiconocida oronja (Amanita phalloides) que es la seta venenosa más frecuente y conocida, y a la que se achacan al menos el ochenta por ciento de los envenenamientos. Sí, es de color beige verdoso o crema, no roja con puntitos como la de los cuentos infantiles.

Así las cosas, sólo nos queda extremar las precauciones en las visitas al campo. Los perros, sobre todo los cachorros, pueden explorar el gusto de esos “bultos crujientes” nuevos que se encuentran a los pies de los árboles.

Practica el rechazo de alimentos con tu perro
Alcanzar un rechazo de alimentos fiable con los perros es complicado, no nos engañemos. Pero no es lo mismo evitar que nuestros perros devoren un solomillo “caído del cielo” (no será nada fácil conseguirlo), que evitar que coman esas pequeñas porquerías que encuentran en los paseos o en el monte.

El método del “chantaje” es bastante efectivo. Cuando el perro coja algo del suelo (la situación para el aprendizaje la podemos “provocar” en un paseo, por ejemplo, con bolitas de su pienso) se lo “cambiaremos” por algo mucho más apetecible (queso, salchichas… Acompañado de la señal “déjalo”).

En pocas repeticiones conseguiremos –al menos– que el perro deje lo que coja ante la señal verbal. Y con un poco de práctica y más repeticiones dejarán de interesarle las cosas “normales” (ojo, una tentación demasiado interesante seguirá siendo demasiado para él).

Las setas venenosas ¿lo son también para los perros?Mi perro se ha comida una seta ¿qué hago?
Volviendo a las setas, lo ideal es evitar el peligro, pero no siempre es posible (hay setas que crecen espontáneamente en jardines y parques, las esporas no entienden de fronteras).

Con un perro medianamente educado (que tal vez coja la seta, la mordisquee, pero no se la coma) no debería haber problemas más allá de una diarrea (las setas de veneno fulminante solo existen en la ficción), pero ante la mínima duda siempre permaneceremos atentos a cualquier síntoma (por desgracia el envenenamiento por setas no siempre da la cara en las primeras horas, y puede tardar días) para acudir al veterinario.

Si sorprendemos al perro con la seta en cuestión, es buena idea recoger una muestra para valorar la toxicidad si la hubiera (en estas fechas algunos ayuntamientos tienen expertos dispuestos a emitir su veredicto sobre las setas de forma gratuita, suelen ofrecer sus servicios los domingos, aprovechando la vuelta de la recolección del fin de semana).

Y ante cualquier duda sobre setas venenosas para los perros, es importante recalcar que el veterinario es el único que puede salvar la vida del perro, y el tiempo es importante.

Si al cachorro se le prohíbe experimentar con la boca, no superará la fase de exploración, y tendrá problemas en la fase adulta

Deja a los cachorros que sean cachorros
Los cachorros (todos, el tuyo no es el único) atraviesan una etapa en la que tienen que probar todo con la boca (“todo” significa… todo).

Estos meses son muy incómodos para muchos propietarios, que continuamente corrigen y prohíben al cachorro experimentar con sus sentidos (gusto, tacto) lo que “sucede” en el mundo exterior, impidiendo que descubra texturas y sabores.

El resultado es que si el cachorro no supera esa fase por sí solo (digamos que no se “aburre” de saborear cosas absurdas) y poco después nos encontraremos ante un perro joven, y después adulto, que continúa mordiendo y hasta tragando objetos de todo tipo.

En estos perros es difícil modificar esta conducta, y lógicamente son más susceptibles a problemas por envenenamiento, obstrucciones y todo tipo de dolencias derivadas de ingerir objetos.

• Más información: Setas venenosas.

2 comentarios en “Setas venenosas para los perros

  1. Mi cachorro se comio un hongo y aldia siguiente presento sintomas lo yebe al veterinario y la unica opcion q medio fue ponerlo a dormir quiero saber si fue lo correcto no aguanto con la culpa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook