Pasear con correa o sin correa… Preguntas y respuestas

¿Podemos conseguir que el paseo con nuestro perro no sea desagradable y envenene nuestra relación?

Pasear con correa o sin correa... Preguntas y respuestas (Texto de Kay Laurence).

Todo equipamiento que usamos para pasear al perro está pensado para hacerlo manejable en beneficio nuestro. Por muy cómodo que sea un collar, todos los perros van a intentar quitárselo cuando se lo ponemos la primera vez.

Seguramente todos hemos podido observar diferencias en el comportamiento de nuestros perros cuando los llevamos atados de la correa a cuando van sueltos. Estas diferencias surgen por asociaciones  inconscientes.

¿Cómo puede ser un equipo aversivo?
El que un collar nos encante por su diseño no significa que vaya a ser cómodo de llevar para el perro.
Normalmente el collar no tiene grandes implicaciones agradables o desagradables ya que con él ocurren cosas buenas (salir y oler el jardín)  y malas (tirón del collar cuando pretende comerse un trozo de tarta) indistintamente.
En cambio la correa sí tiene múltiples asociaciones desagradables:
1. Frustración. Impide ir libremente y disfrutar de los innumerables olores del mundo exterior. La frustración se inicia desde cachorro en el momento en el que empezamos el paseo con correa.
2. Ser empujado constantementeEl humano tira de la correa cuando quiere ir más rápido que la velocidad del perro o cuando quiere cambiar de dirección. El perro no tiene elección y es arrastrado.
3. Atrapado. Lo que eufemísticamente conocemos por «socialización» (que cualquier extraño acaricie al cachorro). Como están a nuestro lado y sujetos con la correa, no pueden evitar el saludo y se pueden ver en la necesidad de acudir a la amenaza para evitar acercamientos desagradables.
4. Forzado a ser grosero. Los perros son animales sociales muy hábiles, y cuando sus habilidades se desarrollan en el entorno adecuado, pueden moverse por entre otros perros sin ofender ni provocar reacciones extremas.
Caminamos con el perro atado por la calle y aparece un perro desconocido yendo directamente hacia nosotros, como habitualmente las aceras son estrechas, no tenemos espacio suficiente para un encuentro respetuoso y educado. Los perros están excesivamente cerca, incómodos y forzados a reaccionar. Nuevamente a nuestro lado y con correa.
5. Caminar desequilibradamente o desacompasadamente (ver vídeo).

La restricción de la correa, junto con ronzales y arneses basados en el castigo, impiden que el perro realice cualquiera de sus movimientos naturales, caminar o trotar, y se ven obligados a “pasear” o caminar como un yo-yo. (El perro avanza hasta el final de la correa, se detiene,  le espera, o se le tira de nuevo a nuestro lado, en los próximos 10 pasos el perro está de nuevo al extremo de la correa). Atado con la correa junto a ti – incómodo.
6. Entrenamiento. El castigo suele aparecer a través del equipo por culpa de lo que el humano percibe como transgresiones. Con correa, a tu lado. Clases de adiestramiento, caos, gritos, ladridos, ser olfateado sin previo aviso, demasiado cerca de otros perros. Sí, me encanta estar con la correa.
7. Visitando la clínica de la tortura. Las clínicas veterinarias huelen a miedo. Allí se les arrastra, tira, aprieta el collar, meten el dedo en el culo. Con correa, a tu lado.
8. Paseo por la calle. Respirar contaminación. Estornudar, puaj. Malos olores, frenos chirriantes. Con correa, a tu lado.

Sin correa ¡Es el cielo!
Explorar, correr, caminar trotar, parar, volver a caminar. Sin ritmo predeterminado. Seguir, buscar, aaaah, leer un buen artículo, añadir perfumes al cuello y al hombro. Placer. Perseguir una paloma, picar alguna caca de oveja, alejarse del perro raro que se acerca.
La libre elección, que lo toquen o no, la libre elección de ser olido o no. Es como una tarjeta con crédito ilimitado en tu tienda favorita.
Todas las cosas malas  suceden con correa y todos los verdaderos placeres son sin correa. ¿Alguna sorpresa con que el comportamiento del perro sea muy diferente? No sólo es la asociación con el equipo, sino también el estar a tu lado. Esto es preocupante, si su perro pasa la mayor parte del tiempo tratando de alejarse, ¿no deberíamos tomar nota?

Pasear con correa o sin correa... Preguntas y respuestas (Texto de Kay Laurence).

Opciones:
1. Nunca sacar al perro con correa.
En algunos entornos es totalmente impracticable. Pero, ¿puede ir al bosque, aparcar el coche, y dejar al perro directamente correr libre sin correa? Es un perro poco común que crece en un ambiente seguro donde la restricción no es necesaria.
2. Nunca dejar al perro correr libre sin correa.
Todas las experiencias agradables y desagradables están asociadas  con las mismas señales del entorno. Puede hacer la señal de caminar “en junto” con cierta correa o collar, y correr libre con una correa larga, o con correa auto-retráctil y arnés.
3. Dele experiencias más agradables, y bloquee o evite experiencias desagradables con la correa.
• Demos tiempo al perro a hacer elecciones, cuando quiera cambiar de dirección, invítale, no tires.
• Camina a la velocidad adecuada para que tu perro pueda moverse a un paso natural, o correr en su trote.
• Ten en cuenta  que salen a la calle por el placer de oler, hay que darles tiempo para oler.
• Cruza la calle, aléjate cuando veas que se acerca rápidamente un perro o  persona hostil.
• No fuerces el contacto íntimo con perros o personas extrañas a menos que sea la elección del perro.
• Enseña a tu perro juegos de olor estructurados: rastro,  búsqueda de sustancias etc., disfruta de la actividad con tu perro mientras va con correa.
• Jugar, juegos de estirar, juegos de salchichas dentro de la longitud de la correa. Asegúrese de los placeres y los juegos son contigo, no que siempre  sea lanzar y tirar y el perro salga corriendo alejándose.

Seamos conscientes
Los equipos son necesarios para mantener a los perros a salvo de las amenazas que no pueden comprender o no tienen los conocimientos necesarios para evitar. Debemos asegurarnos de no desequilibrar la asociación de este equipo haciendo que la mayoría de los eventos desagradables son con correa, y todos los acontecimientos más agradables sin correa.

N. de la R.: Este artículo es una traducción del blog de Kay Laurence, realizada por CursoClicker y autorizada por la autora. Kay Laurence estará en diciembre en España, en el curso Clicker Trainers-Super Trainers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook