Jugar con mordedor, rompiendo mitos

«Con los juegos de tira-afloja los perros se hacen dominantes y agresivos…»

Jugar con mordedor, rompiendo mitos

Mordedores, rodillos, cuerdas trenzadas… Los mordedores son utilizados y criticados casi a partes iguales. Y lo mejor de todo, todavía hay quien piensa que jugar con mordedores implica «luchar» con el perro, y claro, el perro «se puede volver un perro dominante» al «enfrentarse» a su guía. Tremendo error.

7 puntos a favor del uso del mordedor

1. Es un juego natural para el perro. Lo podemos ver incluso en cachorros de pocas semanas, y a casi todos los perros les gusta jugar a tirar.
2. Y más importante: es un juego entre dos. A los perros les encanta jugar entre ellos a tirar, y nosotros nos podemos incorporar a ese juego.
3. Refuerza el vínculo con el guía. El mordedor es cosa de dos, así que nosotros somos más «interesantes» para nuestros perros si somos compañeros de juegos.
4. Se puede utilizar como refuerzo de otros comportamientos. También somos los «administradores» del «cuándo» y el «cómo» se juega con el mordedor. El mordedor es uno de los mejores refuerzos que  existen, y además aporta confianza en perros tímidos.
5. Permite trabajar el autocontrol del perro. El simple gesto de comenzar el juego y terminarlo es una lección de autocontrol. Con un poco de práctica el perro aprenderá a usar su boca.
6. Es perfecto para jugar con cachorros destrozones. Los mordedores nos permiten redirigir las conductas. ¡Es mucho más divertido un mordedor activo que una pata de silla inmóvil!
7. Los mordedores son baratos, cómodos y limpios, hasta se pueden llevar en un bolsillo. Con un mínimo de maña ¡Podemos fabricar nuestros propios mordedores!

"Con los juegos de tira-afloja los perros se hacen dominantes y agresivos": Jugar con mordedor, rompiendo mitos.

Y 3 cosas a tener en cuenta
1. El juego con los mordedores debe realizarse con movimientos de lado a lado. Es el movimiento natural del perro al sacudir su «presa». Los movimientos arriba/abajo pueden derivar en lesiones.
2. Utiliza mordedores lo suficientemente largos. Los pequeños mordiscos por accidente son frecuentes con perros impulsivos, pero se pueden evitar con algo tan sencillo como utilizar mordedores más grandes.
3. No a todos los perros les gustan los mordedores. Si al tuyo no le va este juego… No importa, no insistas, hay otras alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook