Jesús Rosales-Ruíz y el Análisis Aplicado de Conducta

ABA y CAT
Pero no todo son siglas

Jesús Rosales-Ruíz y el Análisis Aplicado de Conducta

El seminario de Jesús Rosales-Ruíz (no quiere que le llamen «doctor») ha sido intenso, denso en su carga formativa y sobre todo apasionante. No todos los días se tiene la oportunidad de escuchar (y conversar) con uno de los mayores especialistas en conducta animal. Un lujo de la mano del Instituto EDUCAN de Formación Continua, que por cierto se inauguraba como formación online (la próxima cita presencial/online, en diciembre con el seminario «Haz rentable una empresa de adiestramiento«).

Conductismo… y mas conductismo
Un seminario skinneriano (no sé si existe este adjetivo, me «da» que no), pero con medio siglo de perspectiva y aprendizaje de por medio. El análisis aplicado de conducta (ABA) no es fácil en un mundo de soluciones rápidas (que no son sinónimo de efectividad). Jesús Rosales-Ruíz nos invita a contemplar todo lo que sucede con nuestros perros -no importa si se trata de crear comportamientos o modificar conductas- desde la óptica de que estamos ante un «todo», un clclo, en el que los términos admitidos popularmente deben revisarse para que podamos comprender, analizar y mejorar el proceso completo de la creación y modificación de conductas. Y esa nueva concepción se debe revisar desde la base, desde el mismísimo condicionamiento clásico, que es posible que no sea tal aunque para todos nosotros Pavlov esté en el «inconsciente colectivo». ¿Y si todo fuera condicionamiento operante? ¿Y si, además, las conductas se entendieran como un resultado en el que  todo puede influir y el entorno cobrará una importancia mayor que la admitida hasta ahora…? ¿Podemos ser capaces de controlar las condiciones en las que fuera posible un aprendizaje libre de errores?

Límites difusos
El análisis aplicado de conducta, desde una visión empírica y científica, pone en duda también otros muchos conceptos. Así, la frontera entre el refuerzo positivo y el refuerzo negativo también es muy frágil, y dependerá de otros muchos factores intervenientes, que se encuentran presentes en el ambiente. Incluso el propio manejo del clicker plantea algunas dudas, no en su papel como reforzador condicionado, pero sí en su utilidad como posible puente entre el comportamiento y el refuerzo incondicionado o primario. Y lo mismo sucede con un buen número de metáforas que todos hemos escuchado en infinidad de ocasiones, y en algunos casos hasta hemos creído.

¿Pensabas que el contracondicionamiento y la desensibilización eran técnicas admitidas por todos? Pues Jesús Rosales-Ruíz también pone en duda que sean tal y como las conocemos, y las traslada al condicionamiento operante. Sin embargo no todo es teoría, el seminario ha estado cargado de un buen número de recomendaciones prácticas para llevar a cabo en el campo del entrenamiento animal.

«El contracondicionamiento es, en realidad, un moldeado de conductas alternativas», Jesús Rosales-Ruíz.

Señales envenenadas
El gran peligro de entremezclar diferentes estilos de adiestramiento, lo «tradicional» Vs lo «positivo»… La señal envenenada, con su demostración práctica en vídeos es quizás uno de los apartados más destacables del primer día. Cómo un mismo perro puede ser feliz y crear conducta con el manejo apropiado, y cómo sucede justo lo contrario cuando se dan señales confusas, poco previsibles y mal manejo. Cómo se envenena no sólo la señal sino otros muchos elementos que el ojo humano no entrenado no sería capaz de percibir, dando resultados indeseables para cualquier entrenador animal.

Jesús Rosales-Ruíz y el Análisis Aplicado de Conducta

«Miedo y agresión -funcionalmente- son lo mismo, y por lo tanto se pueden tratar igual», Jesús Rosales-Ruíz.

¿Hablamos de CAT?
Constructional Agression Treatment, CAT, ha sido lo más esperado de este fin de semana pasado. Este protocolo de modificación de conductas se ha desarrollado específicamente para tratar miedos y agresividad. Es la técnica en la que se inspiró Grisha Stewart para BAT, aunque con una diferencia fundamental: Mientras que BAT se basa en el refuerzo negativo y acaba ahí (el perro aprende a gestionar el problema y se aparta de él consiguiendo el llamado «refuerzo funcional»), en CAT existe también el refuerzo negativo, pero el proceso no termina hasta que el perro interactúa positivamente con el «problema» (refuerzo positivo). Además, para asegurar y controlar las respuestas, se dota al perro de un repertorio de conductas lo suficientemente amplio como para no tener problemas con las mini-extinciones que se pueden producir. La rehabilitación de CAT en casos de miedo o agresividad es completa, y se ha probado con perros, gatos, caballos, iguanas… y personas.

CAT no tiene a su alrededor la maquinaria marketiniana de BAT, pero ya se está extendiendo en EE.UU., Australia… y tal vez pronto también por España. La técnica CAT es rápida (se utiliza en perreras y albergues donde el tiempo supone la diferencia entre el sacrificio y la adopción), versátil (a excepción de la agresividad por predación, o las creadas mediante un historial de refuerzos es útil siempre), y relativamente sencilla para entrenadores de animales con experiencia. Además, CAT está en continuo desarrollo, incorporando las nuevas técnicas que se prueban por el equipo de trabajo de Jesús Rosales-Ruíz.

Jesús Rosales-Ruíz y el Análisis Aplicado de Conducta

Jesús Rosales-Ruiz invita a pensar, a observar el mundo desde una óptica conductista (se echó de menos una óptica cognitiva en ocasiones), a creer en aquello que está demostrado y adquirir una nueva visión de lo que sucede en el mundo de los perros, una perspectiva en la que todo es una interacción en la que el ambiente cobra especial importancia con sus infinitos reforzadores condicionados que olvidábamos y -lo más importante- que podemos controlar y mejorar para optimizar los resultados. Pero seguro que si estuviste en el seminario no tendrás las mismas percepciones que las mías, o al menos no todas…. Pero de eso precisamente se trata, de que cada uno despierte, extraiga sus propias interpretaciones, conclusiones, y las que le interese las aplique es su día a día ¿O todavía pensabas que en este mundo del comportamiento existían las verdades absolutas y las fórmulas mágicas? ¡Menos mal que los perros son tan adaptables, tan colaborativos con el hombre, que nos permiten tantos errores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook