Granjas de cachorros en Europa

Las fábricas de cachorros continúan funcionando

Las granjas de cachorros siguen funcionando en Europa, te damos las claves para evitar que te engañen.

Hoy nos encontramos con una nueva noticia: La Guardia Civil ha intervenido 71 cachorros en Barcelona, eran perros nacidos en Hungría y Eslovaquia. Cachorros procedentes de granjas de cachorros que terminaron en tiendas de animales, el trabajo de la Guardia Civil ha sido impecable una vez más, pero ¿cómo se podría acabar con la lacra de las granjas de cachorros de raíz?

Cómo acabar con las granjas de cachorros
Las granjas de cachorros existirán mientras exista demanda de cachorros, así de sencillo… Por eso lo más importante sería dirigir la compra de cachorros exclusivamente a criadores reconocidos.

Las personas que no quieren un perro concreto lo encuentran con facilidad en protectoras y albergues, pero la «prisa» por conseguir un perro de raza a buen precio es el caldo de cultivo perfecto para las mafias de las granjas de cachorros.

1. No compres perros en tiendas. Ningún criador serio deja sus cachorros en una tienda, y los últimos casos de perros procedentes de granjas de cachorros del Este se han intervenido en tiendas.

2. Si ves algo sospechoso en una tienda, denuncia. Este caso de los 71 cachorros de Barcelona se ha descubierto por una denuncia. Si al pedir información de un cachorro te encuentras con respuestas sospechosas, denuncia a Seprona.

3. Exige toda la documentación de tu cachorro. La documentación básica es: cartilla veterinaria (ojo a los sellos, verifica la cartilla y que el veterinario responsable sea identificable), microchip y su documentación y contrato de compraventa (el contrato de compraventa te servirá para reclamar responsabilidades si fuera necesario).

En algunos casos la Guardia Civil ha intervenido pasaportes veterinarios falsos, pero esto requiere un cierto grado de sofisticación que no todas las tiendas alcanzan.

4. Precio demasiado bajo. Es posible que en alguna ocasión a un criador se le quede un cachorro y decida bajar el precio e incluso regalarlo para encontrarle un buen dueño, pero los perros de raza son caros.

Y si los precios son demasiado bajos es que algo raro se esconde detrás, seguro.

5. Desconfía de criadores que siempre tienen cachorros disponibles. Los mejores criadores suelen dedicarse a una o como mucho dos razas, y apenas tienen unas pocas camadas al año.

6. Y desconfía también de los cachorros ofertados en páginas de Internet de anuncios. Si detrás del anuncio hay un buen criador aportará mucha información (página web, otras formas de contacto…) si son particulares o importaciones encontraremos cosas tan sospechosas como la misma foto de una camada… ¡durante años!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook