Los perros… ¿»Aprenden» palabras más allá de la asociación?

¿Los perros domésticos aprenden palabras basándose en los comportamientos referenciales de los seres humanos?

Más allá de las asociaciones... ¿Los #perros domésticos aprenden palabras basándose en los comportamientos referenciales de los seres humanos?

Algunos perros domésticos aprenden a «comprender» las palabras humanas, aunque la naturaleza y la base de este aprendizaje es todavía desconocida para los investigadores. Es algo similar a lo que sucede con los niños, que más o menos a la edad de 18 meses son capaces de deducir el significado de palabras a partir de ciertas señales denominadas sociales-pragmáticas. Esto les permite formar relaciones de palabras con objetos en formas que van más allá de simplemente asociar simultáneamente estímulos visuales y auditivos. Los niños son, por lo tanto, capaces de utilizar la intención referencial detrás de los enunciados de otro individuo para formar relaciones de palabra a objetos, incluso sin que exista una contigüidad espacio-temporal entre la palabra y el referente.

La base del lenguaje humano

La comprensión independientes de la contigüidad espacio-temporal es vista como crucial para el desarrollo de un sistema de comunicación que consta de símbolos arbitrarios, como es el caso del lenguaje humano. Y en los últimos años se han encontrado más y más evidencias de que los perros están especialmente adaptados para utilizar las formas humanas de comunicación, especialmente la comunicación gestual. Los perros parecen utilizar el comportamiento referencial humano (especialmente las indicaciones con las manos de una manera muy flexible, que no se puede explicar de forma sencilla.

Los perros «entienden» los gestos humanos mejor incluso que los chimpancés

En realidad, esto parece ser una adaptación especial a las sociedades humanas, y esto se apoya en varios hechos: En primer lugar, la capacidad de los perros para utilizar los gestos humanos (los perros superan en esta habilidad incluso a los pariente más cercano de los humanos, los chimpancés). Además, las habilidades de los perros en este ámbito no parecen representar una habilidad de los cánidos general, ya que el pariente más cercano del perro, el lobo, no es tan hábil interpretando gestos . Por último, las habilidades de los perros no parecen ser el resultado de un extenso aprendizaje individual durante su ontogenia para seguir las señales, ya que los cachorros de una edad muy temprana ya siguen ciertos gestos.

Todo parte de la domesticación del lobo
Todos estos hallazgos sugieren que la habilidad de los perros en la comprensión de la conducta comunicativa humana es una adaptación específica de la especie para interactuar de manera efectiva dentro de la sociedad humana, desarrollada durante el proceso de domesticación.

Pero un estudio reciente demuestra que la comprensión del perro hacia los gestos hunanos es más flexible y fiable de lo que se pensaba. Kaminski, Schulz, y Tomasello (2012) enfrentaron a los perros ante una situación en la que un ser humano intencionalmente un gesto hacia una de dos tazas con el fin de indicar la ubicación donde se ocultaba una recompensa (por ejemplo, señalando a la misma). También se reprodujeron ciertos comportamientos «falsos» dirigidos al objetivo, similares en cierta medida el gesto comunicativo (por ejemplo, el hombre mantuvo su brazo en una posición extendida para comprobar la hora en su reloj)…: ¡Los perros en este estudio siguieron el gesto comunicativo previsto pero ignoraron los comportamientos que inducían a error!

En otro estudio, los perros se enfrentaban a una tarea en la que tenían que deducir el referente previsto del acto comunicativo de un ser humano a través de signos icónicos (una situación totalmente nueva para ellos). Todos los perros fueron -hasta cierto grado- capaces de utilizar los signos icónicos, y en la mayoría de los casos desde el principio y sin tener que aprender. Tomados en su conjunto, estos resultados indican que los perros pueden comprender aspectos importantes de las intenciones comunicativas humanas.

Un último experimento
En el estudio que presentamos hoy, se investigó si los perros aprenden las palabras a través de la comprensión de las acciones referenciales de los seres humanos en lugar de una simple asociación. En tres estudios, cada uno inspirado a su vez en un estudio realizado con niños humanos, los investigadores se enfrentaron a cuatro perros en los que se experimentaron situaciones que no implicaban ninguna contigüidad espacio-temporal entre la palabra y el referente, Las únicas señales fueron cacciones referenciales desplazadas en el tiempo de la exposición a los referentes. Los investigadores encontraron que los perros no fueron capaces de vincular de forma fiable un objeto con una etiqueta basándose solo en las señales sociales pragmática de las pruebas. Sin embargo, uno de los perros sí demostró habilidades en algunas pruebas, lo que posiblemente indica la capacidad de aprender en base a las llamada «señales sociales-pragmáticas».

• Más información: Estudio completo (Creative Commons) «Do Domestic Dogs Learn Words Based on Humans’ Referential Behaviour?«.

Un comentario en “Los perros… ¿»Aprenden» palabras más allá de la asociación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook