10 ideas para ayudar a perros con miedos

Cómo ayudar a los perros a superar esos miedos

10 ideas para ayudar a los #perros a superar sus miedos.

Todos los perros tienen sus particulares «miedos», aunque la mayoría es capaz de gestionarlos y superarlos, o en el peor de los casos, a convivir con ellos. Sin embargo, el miedo en perros es una de las principales causas de mordeduras, y si no se alcanza tanta gravedad, lo cierto es que perjudica la calidad de vida del perro que lo sufre.

Ideas para ayudar a los perros a superar los miedos
1. Experimenta con objetos variados. Y los objetos pueden ser variados en tamaños, texturas, fformas y colores. Dejar,y si es necesario ayudar, al perro con miedos a experimentar con objetos de todo tipo es lo mejor que podemos hacer por él. Los juegos de propiocepción también son excelentes.

2. Haz buenos amigos perrunos. Busca perros equilibrados y amigables con los que tu perro con miedo pueda interactuar. Importante: al principio los encuentros con otros perros deben ser de uno en uno, y sin juguetes ni otros elementos que puedan originar competencia.

3. Y buenos amigos personas. Lo dicho para los perros vale para las personas. Mejor de una en una, y lo más variadas posible. Niños, adultos, con gorra o con gabardina… Lo importante es transmitir que «en la vida te puedes encontrar con gente diferente, pero todos son buenos».

4. Entrena con tu perro. Y no hay excusa, se puede entrenar lo que sea, lo que nos apetezca. Un perro que «hace y soluciona situaciones» es un perro que ha ganado en confianza en sí mismo.

5. Ayuda a tu perro a confiar en ti. Si el perro aprende que eres «lo mejor del mundo», y que junto a ti no hay nada que temer… Habrá avanzado mucho en la solución de sus miedos. Tu perro debe trabajar contigo, no para ti.

6. No utilices la «inundación». Se supone que si a un perro (o persona) se le somete al estímulo que le supone miedo con intensidad y durante el tiempo necesario, el miedo se «supera». La realidad es que el perro entrará en rapto emocional, no será capaz de gestionar el terror, y ese miedo será mucho más difícil de superar.

7. Sí puedes utilizar la desensibilización, pero con cuidado. La desensibilización es una técnica en la que el elemento que produce el miedo se introduce de forma muy lenta y controlada en el entorno del sujeto con miedo. La intensidad o cercanía se va incrementando, siempre que el perro se encuentre dentro de un umbral de reacción capaz de gestionar emocionalmente. Es un proceso lento y complicado en manos inexpertas.

8. Y también el contracondicionamiento. El contracondicionamiento es más sencillo en su aplicación: Se trata de asociar consecuencias positivas al estímulo que produce el miedo. Si un perro tiene miedo de las sombras, podemos hacer que esas sombras sean el precursor de una pelota o sabroso trozo de pollo. Es importante que los refuerzos sean muy potentes.

9. Deja que utilice el olfato. No es raro encontrarse con perros que tienen miedo a objetos… Hasta que lo huelen. Deja que tu perro huela, pero sobre todo favorece esa acción. Los juegos de nariz o de búsqueda de objetos  son perfectos para todos los perros, pero en caso de miedos son también muy útiles.

10. Evita todas las situaciones desagradables. Y eso incluye cualquier forma de castigo. Castigar el miedo no funciona, es inhumano, y además dice muy poco de la inteligencia de quien lo hace. Al contrario, ayuda a tu perro a salir del miedo, consuélale y busca el camino para evitar esa situación de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook