Procedimientos de modificación de conducta (S. Friedman)

Jerarquía de los procedimientos de modificación de conducta

Una Jerarquía de los procedimientos de modificación de conducta, de Susan Friedman.

Por: Susan Friedman, traducción de CursoClicker autorizada.

Dentro del campo del análisis aplicado del comportamiento, hay un estándar desde hace 40, que promueve los procedimientos más positivos, menos molestos de reducción de la conducta (también conocido como la intervención en el comportamiento menos restrictiva, “least restrictive behavior intervention” LRBI por sus siglas en inglés). Esta norma se mantiene en la ley federal que protege a los niños (IDEA, 1997), y las Directrices de Conducta Responsable para los analistas del comportamiento (Behavior Analyst Certification Board, 2004). De acuerdo con esta norma federal y profesional, los procedimientos de estímulos aversivos son más molestos y se recomienda sólo después haber intentado procedimientos menos desagradables.

La eficacia no lo es todo
Para ayudar en estos juicios, Alberto y Troutman describen una jerarquía de alternativas de procedimiento para la reducción del comportamiento. En la cima de su jerarquía en el Nivel 1 están los procedimientos (variaciones de refuerzo diferencial de conductas alternativas) que se consideran más socialmente aceptables y mantienen el más alto grado de control para el alumno. En la parte inferior de la jerarquía están los procedimientos de Nivel 5 que se consideran menos socialmente aceptables y mantienen la menor cantidad de control para el alumno (procedimientos de castigo positivo).

El refuerzo positivo aumenta la humanidad de nuestras intervenciones, sin comprometer los objetivos de aprendizaje

En cuanto a la pregunta, » ¿Es la eficacia suficiente? » la respuesta es un rotundo » ¡NO!» cuando se trata de la selección de intervenciones de comportamiento para los niños. Sin duda, una jerarquía de intervención similar, tanto ética y factible de poner en práctica, sería la mejor opción para los animales de compañía, sus cuidadores y los profesionales que trabajan con ellos para resolver los problemas de comportamiento. Al seleccionar el procedimiento menos molesto y eficaz (es decir, refuerzo positivo basado en la potenciación de la autonomía) que aumentan la humanidad de nuestras intervenciones, sin comprometer los objetivos de aprendizaje.

Una Jerarquía de los procedimientos de modificación de conducta, de Susan Friedman.

Propuesta de una Jerarquía de Estrategias de Intervención:
Ampliando la jerarquía de Alberto y de Troutman para profesores, la Figura 1 muestra una propuesta de jerarquía de estrategias de intervención que tenga en cuenta el manejo de los antecedentes lejanos e inmediatos. La gran mayoría de los problemas de conducta se pueden prevenir o resolver con una o más estrategias representadas en los niveles 1 – 4 (es decir, la organización de antecedentes lejanos e inmediatos, el refuerzo positivo y refuerzo diferencial de conductas alternativas). El Nivel 5 (la extinción, el refuerzo negativo y el castigo negativo, sin ningún orden en particular) en ocasiones puede ser la posibilidad de elección ética en determinadas circunstancias. El Nivel 6, el castigo positivo (es decir, la aplicación de estímulos aversivos que reduce la probabilidad de que la conducta se repita), rara vez es necesario (o sugerido por las normas de buenas prácticas), cuando uno tiene el conocimiento necesario sobre modificación de comportamiento y buenas habilidades de enseñanza.

• Más información: *** FINALIZADO *** Susan Friedman visitará España los próximos 12 y 13 de julio, impartiendo el seminario «Vivir y Aprender con Animales».

Un comentario en “Procedimientos de modificación de conducta (S. Friedman)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook