Perros con bozal ¿por qué no?

Deberíamos cambiar los prejuicios sobre el uso del bozal

#Perros con bozal ¿por qué no? Los perros con bozal NO son perros peligrosos, son perros seguros.

Desde el proyecto «Muzzle Up!» quieren eliminar el estigma que rodea a los perros que llevan bozal, y cambiar la percepción que se tiene sobre ellos.

Los perros con bozal NO son perros peligrosos
Podemos necesitar el bozal para cumplir con la legislación (perros potencialmente peligrosos, perros en transporte público o para cumplir con determinadas legislaciones locales), porque nuestro perros puede suponer un problema en algunas circunstancias (por ejemplo perros reactivos ante algunos estímulos, como los «cazadores de bicicletas»), o porque estemos ante un perro que no es capaz de gestionar su autocontrol y puede morder de forma imprevista. En cualquier caso, el bozal, lejos de asociarse con un cartel de «perro peligroso», debería asociarse a «perro seguro».

5 claves para utilizar bien los bozales
1. Utiliza un bozal cómodo para tu perro.
2. El bozal debe ser apropiado a la morfología del cráneo del perro.
3. El bozal debe permitir al perro -al menos- jadear. Mejor si el perro también puede beber y coger premios (se podrá utilizar el bozal durante el adiestramiento).
4. El bozal es un accesorio neutro. Para el perro un bozal (si es el adecuado claro) no es diferente a un collar: un objeto al que no está acostumbrado.
5. El bozal de puede positivizar. Con el proceso de habituación, para el perro el bozal no es algo malo ni incómodo, sino todo lo contrario.

#Perros con bozal ¿por qué no? Los perros con bozal NO son perros peligrosos, son perros seguros.

Click en la imagen para entrar en la tienda de Family Dog en doogweb (bozal Baskerville).

Todos los perros deberían tener positivizado el bozal, del mismo modo que el collar o arnés, la correa o el transportín. Un caso habitual en el que muchos perros necesitan el bozal es durante la visita al veterinario, aunque un perro con dolor puede morder perfectamente a su propietario durante la cura de una herida, o por cualquier otro dolor. En los manuales de urgencias veterinarias para perros militares siempre se parte del mismo punto: lo primero colocar el bozal, después actuar ante la urgencia. Además, un perro habituado al bozal se dejará manipular mejor si necesitamos fabricar un bozal de emergencia.

Pero para que el bozal sea útil y seguro, debe ser el adecuado al perro. Aquí tienes un artículo sobre cómo elegir bien un bozal para perros (cesta o tela).

Acerca de Muzzle Up!
Muzzle Up! es un proyecto fundado por Maureen Backman, miembro de Pet Professional Guild and the Association for Pet Dog Trainers, es también co-fundadora Dog Connect SF. Maureen es una ferviente defensora de los métodos de adiestramiento respetuosos con el perro, y también de las enormes ventajas que aportan los bozales en el manejo de perros reactivos. Más información: Muzzle Up!

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook