Perros en verano, consejos útiles

Consejos para los perros
en verano

Consejos para los #perros en verano: viajes en coche, parásitos, golpe de calor, lesiones deportivas...

Con el verano llegan muchos de los problemas más habituales con nuestros perros, sin embargo muchos de ellos los podemos evitar con un poco de sentido común… Y con estos consejos (no olvides pinchar en los enlaces -en rojo- para ampliar información con los últimos artículos publicados en doogweb).

Perros en verano, esas pequeñas cosas a tener en cuenta
El golpe de calor. Obligado hablar del golpe de calor de los perros en el primer lugar, por supuesto los perros no deben quedar en los coches, pero tampoco deben hacer más ejercicio del que harían voluntariamente (olvida la pelota, correr detrás de la bici…).

Agua fresca, siempre disponible. Mucho más importante que la comida, los perros siempre deben tener agua fresca disponible.

Especial cuidado con los perros braquicéfalos. Los perros braquicéfalos son especialmente delicados con altas temperaturas. Habla con tu veterinario y evita salir en las horas de máximo calor.

Ejercicio justo. Y no solo por el golpe de calor. Como sucede con los humanos, los perros tendrán la forma física que se trabaja a lo largo del año… Y en perros sedentarios debemos ser cuidadosos con el deporte (cada vez hay más lesiones de ligamentos cruzados en perros por actividades intensas como el frisbee en perros sin preparación).

Problemas digestivos. Las diarreas estivales no son solo cosa de los humanos, tamnbién resultan frecuentes en los perros. Si no es grave, en perros adultos se solucionará con un día de ayuno, pero recuerda que siempre debe haber agua fresca a su alcance.

Viajes en coche. Aparte de cumplir con la normativa de tráfico, si tu perro se marea no utilices las tradicionales pastillas tranquilizantes: el perro se marea igual, pero queda adormecido. No es la solución para viajar en coche con perros, mejor prepara un buen programa de desensibilización.

Parásitos. Aunque están presentes todo el año, en verano y principio de otoño se da una punta de actividad en la mayoría de parásitos (garrapatas, pulgas…) y también en los flebotomos responsables de la transimisión de la Leishmania.

Animales peligrosos. Algunos animales pueden causar problemas graves, y están especialmente activos durante el verano. Desde la picadura de una avispa  a la mordedura de una víbora, hay que extremar las precauciones.

Destinos con agua. Muy buena idea… Pero algunos ríos son peligrosos y no todos los perros saben nadar. Con un poco de cuidado y sentido común todo saldrá bien, pero hay que extremar las precauciones. Lo más seguro es la playa, pero muy pocas ordenanzas contemplan que los perros puedan estar en la playa.

Veterinario de la zona. Sin obsesiones ni miedos infundados, y por supuesto disfrutando del verano y nuestros perros, todo será mucho más sencillo si instalamos en nuestro móvil alguna de esas aplicaciones de «realidad aumentada» en las que podemos localizar con facilidad el veterinario de urgencias más cercano.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook