5 Ideas para ejercitar (la cabeza) de tu perro

Mens sana (perruna)
y corpore sano

5 Ideas para ejercitar (la cabeza) de tu perro... (Bueno, 4 para los perros y 1 para nosotros).

Que los perros necesitan ejercicio nadie lo duda, aunque hay que ajustarlo con mimo a cada individuo (edad, estado físico, temperatura, lugar)… Pero la cabeza de los perros, su cerebro -que es experto en solucionar problemas cooperativos con el hombre- necesita (al menos) la misma dedicación. Y estas ideas no son artificiales, al contrario, ejercitan habilidades básicas e innatas de nuestros perros ¿te apuntas?

Ideas para ejercitar (juntos) la mente
1. Buscar. el juego estrella. Buscar objetos en casa, el parque, en el campo… Es el juego número uno. Se utiliza el olfato, el sentido número uno del perro, y además lo podemos hacer en equipo. Incluso puedes perfeccionar vuestras habilidades en deportes como el mantrailing. Trabajar el olfato aporta capacidad de concentración al perro.

2. Propiocepción. Los ejercicios de propiocepción en perros suponen el equilibrio perfecto (¡literalmente!) entre el control del cuerpo y la mente. Es importante ir de menos a mas, de tal forma que el perro avance con seguridad. Los ejercicios de propiocepción aportarán autoestima el perro.

3. Obediencia colaborativa. Por ejemplo un simple “junto” o cualquier otra acción que implique trabajar con el perro (agility, pastoreo…), mejor aún si existe contacto físico. Deportes como la Obediencia Deportiva de Utilidad, son muy entretenidos, un magnífico punto de entrada al mundo del adiestramiento, y además mejoran el vínculo del perro con su guía.

4. Ejercicios físicos de concentración. Por ejemplo los que impliquen precisión (trucos, dog dancing…), que también supondrán un cierto trabajo en equipo en el que el humano guíe al perro. Por supuesto, aportan seguridad al perro, pero sobre todo confianza en su guía.

5. Perfeccionar lo que ya se sabe. Bien, tu perro ya tiene unas nociones y sabe “comportarse” e incluso algunos pequeños trucos, pero ¿hace un simple “sentado” si se lo pides desde otra habitación o de espaldas? Si complicas las cosas solo podrás avanzar mejorando la calidad y claridad de la comunicación con el perro. Sí, este ejercicio no es para ellos, es para nosotros, para ¡que aprendamos a “hablar mejor en perro”!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook