Los perros prefieren las caricias a las palabras

¡Cállate y acaríciame!

¡Cállate y acaríciame! Las caricias son estímulos no condicionados y promueven el comportamiento social de los perros más que los elogios vocales, que tienen que ser condicionados de alguna forma.

Aunque no a todos los perros les gusta el contacto físico con extraños, entre guía/dueño y su/s perro/s sí que debería ser algo habitual y gratificante para ambos. Las caricias son estímulos no condicionados y promueven el comportamiento social de los perros mucho más que los elogios vocales, que tienen que ser condicionados de alguna forma, y lo han demostrado en el siguiente estudio…

Caricias, y comportamiento social hombre/perro
La naturaleza de las interacciones que mantienen el comportamiento social de los perros hacia los seres humanos y cuáles son las interacciones que prefieren los perros, es algo que no había sido investigadas a fondo hasta ahora.

Los investigadores se han centrado en analizar y comparar la preferencia de los perros hacia las caricias y/o alabanzas vocales, además de la influencia que la familiaridad (propietario Vs. extraño) tiene en esa preferencia. Para ellos se han utilizado como primera elección concurrente para evaluar la preferencia de los perros para ser acariciados o alabanza vocal, y se ha medido la elección inicial, el tiempo dedicado a cada alternativa, y el número de sesiones en alternancias. Se evaluó la preferencia de los perros hacia ser acariciados o la alabanza vocal en (1) perros de refugio, (2) perros con dueño -con extraños proporcionando ambas interacciones-, y (3) los perros con dueño -proporcionando las interacciones los dueños-.

Las caricias son más efectivas que las palabras, y además refuerzan el vínculo perro-hombre

Conclusiones muy claras
En todos los grupos experimentales, los perros prefieren las caricias a la alabanza vocal. A continuación se evaluó el tiempo dedicado a cada alternativa, cuando sólo había una alternativa disponible a la vez en los perros del refugio y en perros con dueño (Experimento 2). Los perros del refugio se pusieron a prueba con un extraño y los perros con dueño fueron probados con sus dueños proporcionando la interacción.

En los perros se alternó entre caricias y elogios vocales, la alabanza vocal y la ausencia de interacción, o recibieron sólo caricias durante ocho sesiones de 3 min en cada comparación. Todos los perros pasaron significativamente más tiempo en las proximidades del experimentador cuando la interacción se basaba en caricias, en comparación con la alabanza vocal.

La alabanza vocal produjo menos comportamiento de búsqueda de proximidad, y lo mismo sucedió con ka ausencia de  interacción. Además, los perros no mostraron ninguna señal de saciedad con las caricias en las ocho sesiones. En general, acariciar parece ser una importante interacción entre los perros y los seres humanos que podrían mantener un comportamiento social inter-específico de forma más sólida que los elogios vocales (que probablemente tienen que ser acondicionado específicamente).

• Más información: Este estudio ha sido publicado en la revista Behavioural Processes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook