Mi perro tiene diarrea, cuándo ir al veterinario

Si mi perro tiene diarrea debo acudir al veterinario cuando…

Mi perro tiene diarrea: 10 puntos a tener en cuenta a la hora de valorar la gravedad de una posible diarrea en perros.

El verano es el momento del año en el que los perros (y humanos también) padecemos más diarreas. De hecho el término «diarrea estival » es bien conocido por todos. Sin embargo, muchos dueños de perros no equivocamos a menudo por exceso (no llevamos al perro al veterinario hasta que la diarrea se ha agravado), o por defecto (llevamos al perro al veterinario «a la mínima de cambio». A continuación te proponemos diez puntos a tener en cuenta a la hora de valorar la gravedad de una posible diarrea en perros.

Síntomas de alarma (o no) ante un perro con diarrea

1.  Diarrea intermitente. Si la diarrea se corta y vuelve a los pocos días, es que algo no va bien. Algunos parásitos como las giardias se caracterizan por descargas irregulares con periodos variables de «normalidad».

2. Diarrea que dura más de un día, sea cuál sea la intensidad. Si tu perro tiene una diarrea, aunque sea de pocas veces, que no se ha solucionado o evolucionado a mejor, en 24 horas, deberías ira al veterinario.

3. Diarrea en cachorros. En los cachorros las diarreas son muy peligrosas en verano. Un cachorro se puede deshidratar en un solo día. La visita al veterinario es obligada siempre. Y lo mismo sucede con perros senior.

4. ¿Sospechas de algún alimento concreto o similar? Si tu perro se ha puesto malo por ejemplo por comer mucha fruta la diarrea se pasará en 24 horas. Evidentemente no es grave, con ayuno (agua siempre disponible) debería superarse.

5. Más de 3 ó 4 deposiciones abundantes al día. Deberías ir al veterinario. Cuando la diarrea es tan abundante es importante cortarla y buscar la causa.

6. Diarrea que arrastra mucosidad intestinal o sangre, aunque sea poca cantidad. Esto suele producirse si el problema ha durado demasiado tiempo. Al veterinario, no lo dudes.

7. Diarrea con olor anormal. Puede oler fuerte, pero tiene que oler a heces, no a productos químicos como amoníaco ni a otras sustancias. Recoge las heces, es casi seguro que tu veterinario querrá hacer un análisis detallado.

8. Diarrea acompañada de vómitos. Eso parece una intoxicación más seria que una simple diarrea estival. Acude al veterinario de inmediato, tu perro se puede deshidratar en apenas unas horas.

9. Diarrea abundante, pero solo una vez. Es la típica de «algo me ha sentado mal», en la mayoría de ocasiones se curará por sí sola. Vigila a tu perro, y si está contento puedes esperar 24 horas.

10 Diarrea de varias veces (dos o tres), pero no totalmente líquida. Con vigilancia se puede esperar un poco (un día) para ver si el perro responde al ayuno.

Después de estas escatológicas líneas, solo nos queda recordar que los perros se pueden deshidratar con facilidad, por lo que siempre deben tener agua disponible. Y por otro lado, estas 10 «pautas» deben ser solo orientativas, ante un perro triste, con fiebre, decaído… La visita al veterinario es completamente obligatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook