Perros y golpe de calor en los coches

¿Romperías la luna de un coche para salvar a un perro de un golpe de calor?

Golpe de calor en perros.

Posiblemente estés respondiendo que sí, aunque lo más probable es que después tengas que pagar ese cristal que rompiste para salvar una vida. El golpe de calor puede causar la muerte a un perro en muy poco tiempo, sobre todo en cachorros, perros mayores y braquicéfalos. Lo peor de todo es que el golpe de calor es un enemigo silencioso, no avisa, y un perro en shock puede no recuperarse aunque hayan pasado solo unos minutos.

Acerca del golpe de calor de los perros en los coches
Para que se produzca un golpe de calor no es necesario alcanzar grandes  temperaturas en el exterior, ni que el coche esté a pleno sol.

Con temperaturas en el ambiente de solo 25 grados, un coche puede convertirse en una trampa mortal, por encima de los 30 grados el peligro ya empieza a medirse en minutos.

• En estos meses de calor nunca dejes a un perro en el interior de un coche más de cinco minutos. Si fuera imprescindible, siempre con todas las ventanillas que permitan ventilación, pero solo esos cinco minutos, ni uno más, dándole agua fresca antes y después.

• Si te ves obligado a dejarlo, puedes hacerlo a la sombra, en el interior del transportín y con el portón abierto completamente. De esta forma el perro estará a la temperatura ambiente. Estará bien durante unos minutos, tal vez diez o quince, pero no más tiempo.

Y si ves un perro con problemas en el interior de un coche, es imprescindible sacarlo cuanto antes, busca policía o vigilantes y sacad al perro del horno, proporciónale agua fresca (no helada), llevarlo a un sitio con sombra y fresco.

Mojar con agua fresca cabeza, cuello, ingles y axilas. Es importante humedecerle la boca, aunque no beba. Acudir al veterinario de inmediato. No envolverlo en toallas ni mantas.

¿Pero puedo acceder al coche, romper la luna?
Pues en España no, o al menos no cualquiera, solo la policía. Sin embargo, en Nueva York se aprobará próximamente una ley (la primera en EE.UU. de estas características) según la que “cualquiera, sea o no agente de la policía, podrá tomar las medidas necesarias para abrir un vehículo aparcado en el exterior, para rescatar un perro, o cualquier otro animal, que esté en peligro por un intenso frío o calor“.

Una anécdota, está ley -por obviedad- no existe en el caso de que sea un niño el que está en peligro.

• Más información: Buffalo News.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook