Amistades peludas que dan vida a los mayores

Día de las Personas Mayores

@kiwoko Con motivo del Día de las Personas Mayores que se celebra el 1 de octubre, Kiwoko, la mayor cadena de tiendas de animales de España, recuerda lo beneficioso que resulta para las personas mayores tener animales en casa.

Con motivo del Día de las Personas Mayores que se celebra el 1 de octubre, Kiwoko, la mayor cadena de tiendas de animales de España, recuerda lo beneficioso que resulta para las personas mayores tener animales en casa.

Con la edad, las personas mayores tienden a sufrir el síndrome del “nido vacío”. Los hijos han dejado el hogar y, con su marcha, la casa se queda vacía. Muchos mayores dejan de creerse útiles. Poco a poco, se van quedando solos, sobre todo si se enfrentan a la pérdida de su pareja. En algunos casos disminuyen la vitalidad, se sienten apáticos e, incluso, pueden llegar a perder el gusto por disfrutar de la vida.
Por esta razón, Marta Serrano, responsable de las Clínicas Sanitos de Kiwoko explica, por un lado, las ventajas que aporta en la Tercera Edad ampliar la familia con un animal de compañía y, por otro, las cualidades que debe tener el nuevo miembro para que la convivencia sea fácil.

Amistades peludas que cambian la vida
Numerosos estudios, como los que lleva a cabo la Fundación Affinity, demuestran que convivir con animales aporta numerosos beneficios. Tener animales en casa estimula la comunicación, fomenta el contacto físico y anima a demostrar los sentimientos. En definitiva, convivir con animales hace aflorar el amor y hace que sus dueños se sientan queridos. Por no hablar de cómo disfrutar de un peludo favorece que las personas mayores se relacionen con otras y se hagan nuevos amigos. Además los animales de compañía alivian la soledad, lo que beneficia directamente a las personas que viven solas. De esta forma, siempre se encuentran acompañadas y disfrutan recibiendo una efusiva bienvenida cuando vuelven a casa. Ya sean perros, gatos o cualquier otro animal evitan que las personas mayores estén decaídas y se dejen llevar por la apatía.

Las personas mayores que comparten su tiempo con animales tienen una actitud más positiva, ríen más y padecen menos estrés lo que incide de forma positiva en su salud. De hecho, un estudio publicado en el American Journal of Cardiology asegura que los enfermos de corazón que tienen un gato, tienen menos probabilidad de morir después de un ataque al corazón que los que no tienen un felino. Según argumentan, cuando se acaricia un gato o se escucha su ronroneo tiene lugar una vasodilatación de las arterias y vasos periféricos que favorece la relajación.

Las personas tienden a hacerse más sedentarias con el paso de los años. En el caso de tener perros, los paseos diarios son la excusa perfecta para hacer ejercicio. De igual forma, el cuidado que exige cualquier animal como la alimentación, los baños y los cuidados fomentará la movilidad en los dueños.

En este sentido, una investigación publicada en el Journal of the American Geriatric Society, en el que participaron 1.000 personas entre 70 y 75 años, reveló que aquellas personas que tenían un perro o un gato se encontraban en mejor forma física que las que no tenían animal de compañía. De hecho, se sentían mejor psicológicamente y llevaban a cabo sus actividades cotidianas con menos dificultades: acostarse y levantarse de la cama, prepararse la comida, bañarse, vestirse o caminar.

El compañero ideal
Para que el perro o el gato se conviertan en el amigo perfecto de una persona mayor, Marta Serrano, responsable de las Clínicas Sanitos de Kiwoko aconseja elegir un animal mayor y evitar a los cachorros que tienen una gran actividad. De igual forma, el compañero escogido debe tener un carácter tranquilo y sociable. Asimismo, el tamaño es un punto esencial ya que es importante que no sea muy grande, preferiblemente mediano o pequeño.

“Si el perro es adulto estará acostumbrado a quedarse sólo y no destrozará la casa. Es esencial encontrar un compañero que se adapte a las necesidades de cada persona. Por ejemplo, el animal debe tener suficiente con 2 paseos diarios de 30 minutos y algún juguete para entretenerse en casa. Por lo general, un perro adulto puede llegar a dormir o en estado relajado alrededor de 19horas al días”, explica Marta Serrano.

Sin embargo, añade que la educación del animal es quizá la más importante de todas las cualidades para que la convivencia con la persona resulte un éxito.

“Es importante en el caso de tener un perro que esté bien educado para que al pasear no tire de la correa y evitar, así, caídas que a ciertas edades pueden ser muy peligrosas. También se puede enseñar al animal a que esté pendiente de su dueño en ciertas situaciones. Por ejemplo, si ha perdido oído que le alerte si llaman por teléfono o si huele a quemado”, expone Marta Serrano, responsable de las Clínicas Sanitos de Kiwoko.

La adopción a todas las edades
Los animales proporcionan grandes alegrías en casa. Las personas de cualquier edad pueden recurrir a la adopción para agrandar la familia. Hay muchos perros a los que les encantaría tener una nueva oportunidad compartiendo su vejez con la de su dueño.

Como gran amante de los animales, Kiwoko promueve desde hace 2 años la adopción responsable de perros y gatos. Gracias a labor con asociaciones y protectoras que se lleva a cabo en sus 56 tiendas y 30 Clínicas Sanitos, Kiwoko ha conseguido dar una segunda oportunidad al mayor número de animales posible. De esta forma, la compañía se ha convertido en la primera entidad de adopción en España, con la entrega en adopción de más de 10 animales al día, lo que supone más 3.500 animales al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook