Un año desde la muerte de Excálibur, «el perro del ébola»

PACMA convoca concentraciones en toda España por la muerte de Excalibur

Un año desde la muerte de Excálibur, "el perro del ébola"

Teresa Romero y Javier Limón estarán en la concentración de Madrid.
Justo cuando se cumple un año de la muerte de Excalibur, PACMA convoca concentraciones en toda España para pedir justicia por la ejecución del perro de Teresa Romero y Javier Limón y para exigir la derogación del Plan de Contingencia Frente a la Sospecha de Infección por Virus de Ébola en Perros, que aprobó el Ministerio de Agricultura tras la crisis del Ébola en España, y que contempla la eutanasia en el caso de sospecha de que un perro pudiera estar contagiado de Ébola.

El Partido Animalista – PACMA ha convocado el próximo jueves 8 de octubre a las 17:00 horas concentraciones en 17 ciudades: Almería, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Córdoba, Jaén, Las Palmas, León, Madrid, Málaga, Mérida, Santa Cruz de Tenerife, Santander, Salamanca, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

A la convocatoria de Madrid acudirán Javier Limón y Teresa Romero.
Además, PACMA presentará en la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria y en la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente un informe elaborado por Pedro Lorenzo Ruano (ver a continuación), médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, en el que se analiza desde el punto de vista médico y científico la actuación de las autoridades en el caso Excálibur y concluye que no estuvo justificada la ejecución del perro de Teresa Romero y Javier Limón.

Un año desde la muerte de Excálibur, "el perro del ébola"

PACMA fue el único partido que defendió otras opciones ante el sacrificio de Excalibur, proponiendo incluso asumir los gastos derivados de la atención veterinaria. Sin embargo, el clamor social que reclamaba una solución no letal no fue escuchado y el perro de Teresa y Javier fue ejecutado en su propia vivienda.

Jueves, 8 de octubre de 2015
A las 17:30 horas
Plaza del Callao, Madrid

_________________________________________________________

LA EUTANASIA COMO MEDIDA DE CONTROL FRENTE A UN CONTACTO DE ALTO RIESGO DE TRANSMISIÓN DEL VIRUS ÉBOLA. A PROPÓSITO DEL PERRO EXCALIBUR.

Pedro L. Lorenzo Ruano, Médico. Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.

INTRODUCCIÓN.
El 22 de marzo de 2014 el Ministerio de Sanidad de Guinea notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS)un brote de enfermedad por el virus Ébola (EVE).
El 8 de agosto de ese año la Directora General de la OMS declaró que el brote de Ébola en África Occidental constituía una “Emergencia de Salud Pública de importancia internacional”, considerando esencial una respuesta coordinada para controlar el brote y detener la diseminación internacionaldel Ébola.

El 6 de octubre se confirma que la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que había atendido en el hospital Carlos III de Madrid al misionero Manuel García Viejo, fallecido el 25 de septiembre por Ébola, había dado positivo al virus en los dos análisis que se le habían practicado. Supuso el primer caso notificado de contagio en Europa.

El 8 de octubre se acaba con la vida de Excalibur, el perro mascota de la auxiliar de enfermería afectada de enfermedad por virus Ébola (EVE). La muerte de Excalibur, por eutanasia, se ejecutó por Orden judicial a instancia de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

La decisión de aplicar la eutanasia a Excalibur tuvo una gran repercusión nacional e internacional. Más, si cabe, al comparar el muy distinto trato dado por las autoridades sanitarias de EEUU a Bentley, el perro mascota de la enfermera Pham, diagnosticada de EVE pocos días después de que lo hiciera Teresa, al contagiarse durante la atención hospitalaria a un ciudadano liberiano fallecido posteriormente. Bentley fue sometido a cuarentena durante 21 días, durante los cuales fue atendido y monitoreado por personal veterinario. Pasado este periodo, tras comprobar la negatividad de los análisis realizados, el perro fue declarado libre del virus Ébola, reincorporándose a su vida cotidiana junto a Pham.

OBJETIVOS.
1.- Analizar si la decisión de acabar con la vida de Excalibur tenía algún fundamento como medida de protección de la salud.
2.- Valorar la pertinencia de que la eutanasia es el únicoprocedimiento de actuación propuesto por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ante un perro que ha estado en contacto directo con un caso de EVE humano.

DESARROLLO.
1.-Información clínica y virológica.
La EVE es causada por un virus del género Ebolavirus, perteneciente a la familia Filoviridae (filovirus). Tres de sus cinco especies (Bundibugyo, Zaire y Sudán) se han asociado a grandes brotes de enfermedad por virus Ébola (EVE) en África.

El virus Ébola se introduce en lapoblación humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales salvajes infectados (chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines).

Posteriormente, el virus se propaga en lacomunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de personas infectadas; o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos. También pueden ser causa de transmisión el contacto directo con cadáveres de personas o animales infectados.

Estos virus pueden sobrevivir en superficies secas durante varias horas y en fluidos du rante varios días a temperatura ambiente. Se inactivan con radiación ultravioleta y gamma, por calentamiento durante 60 minutos a 60ºC o hirviendo durante 5 minutos. Son susceptibles al hipoclorito sódico y a otros desinfectantes.

El periodo de incubación(intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días. La transmisibilidad comienza cuando se desarrollan los síntomas y se incrementa a medida que evoluciona la enfermedad.

Las infecciones por el virus Ébola solo pueden diagnosticarse definitivamente mediante pruebas de laboratorio. Las muestras suponen un enorme peligro biológico y las pruebas tienen que realizarse en condiciones de máxima contención biológica.

La EVE es una enfermedad vírica aguda grave que se suele caracterizar por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta, lo cual va seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas. En el estadio final, los pacientes desarrollan un fallo multiorgánico que progresa hacia la muerte o la recuperación a partir de la segunda semana de evolución. Su tasa de letalidad puede llegar al 90%.

No existe vacuna ni tratamiento específico contra la EVE. Los casos graves requieren cuidados intensivos. Los enfermos suelen estar deshidratados y necesitar rehidratación por vía intravenosa u oral con soluciones que contengan electrólitos.

Respecto al virus Ébola en animales, aunque los primates no humanos (chimpancés, gorilas) han sido una fuente de infección para las personas, se cree que no son el reservorio del virus, sino huéspedes accidentales, como los seres humanos.

El control del virus en animales domésticos está indicado únicamente en los cerdos de granjas y para la especie de Reston de Ebolavirus, propio de China y Filipinas, no de África.

2.-Procedimiento de actuación en España.
En noviembre de 2014 la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria/Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) elabora un plan de actuación para cuando se sospeche que un perro pudiera estar infectado por el virus Ébola2.Su objetivoes describir las actuaciones necesarias para adoptar de manera inmediata las medidas de control adecuadas ante la presencia de un perro que haya convivido con un caso confirmado de EVE en humano.

En él se establece la eutanasia como único procedimiento de actuaciónante casos probables de infección de virus Ébola en perros. Ésta medida la justifica porque, dada la incertidumbre científica acerca del papel de los perros en la transmisión del virus de Ébola y ante la evidencia de reacción del sistema inmunitario de los mismos frente al agente patógeno, se debe aplicar el “principio de precaución”3.

Además, añade que la información científica disponible en la actualidad incluye a los perros como posible riesgo en la transmisión del virus Ébola para el ser humano; y que en España no existen instalaciones denivel de bioseguridad 4 que permitan albergar animales en cuarentena por sospecha de estar infectados con el virus Ébola.

Respecto a los animales domésticos, sólo cita un estudio realizado en Gabón4, en un brote de Ebolavirus de la especie Zaire realizado en 2001-2002, que revela la existencia de niveles de anticuerpos IgG en perros entre el 15%, el 25%, y hasta el 32% (éste último en zonas en donde los perros habían tenido acceso a cadáveres de animales infectados).

Con relación a la bioseguridad, refiere que los filovirus están clasificados en el nivel 4, en el que se incluyen aquellos agentes patógenos que suelen provocar enfermedades graves en el ser humano o los animales y de los que no existen medidas preventivas y terapéuticas eficaces, los cualeshan de ser manipulados en laboratorios de contención máxima. Y que, al igual que los laboratorios, los animalarios se clasifican en cuatro niveles de bioseguridad, no existiendo en España ninguna instalación para albergar animales de contención máxima para agentes de riesgo de grupo 4.​

También, define como “caso probable” al animal que ha estado en contacto directo, estrecho y continuado con un caso confirmado de EVE en humano durante su periodo infectivo.

DISCUSIÓN.
Desde mediados de agosto de 2014, inmediatamente después de que la OMS declarara“Emergencia de Salud Pública de importancia internacional”al brote de Ébola en África Occidental, el Ministerio de Sanidad y Consumo mantuvo informada a la población sobre la evolución del brote. Además, elab oró Procedimientos/Protocolos de actuación frente a caso sospechosos de EVE, los cuales estaban en revisión permanente en función de la evolución y nueva información que se disponía de la epidemia. La última versión del Protocolo fué aprobada el 16 de junio de 20155.

Por el contrario, no es hasta noviembre de 2014, con posterioridad a la muerte de Excalibur, cuando el Ministerio de Agricultura estructura en un documento el procedimiento de actuación ante perros que han tenido contacto directo con casos humanos sospechosos o confirmados de afectados por EVE. Ésta falta de previsión es más llamativa, teniendo en cuenta el número de hogares españoles donde conviven perros (aunque no se dispongan de datos fiables, se puede deducir empíricamente).

Los argumentos en que se basa para aplicar la eutanasia a los casos probables de perros infectados, que la información ciéntífica disponible incluye a los perros como posible riesgo de transmisión para el ser humano, lo que obliga a aplicar el “principio de precaución”, y que en nuestro País no existen instalaciones de nivel de bioseguridad 4 que permitan albergar animales en cuarentena por sospecha de estar infectados, son bastante discutibles.

En nuestro medio solo se reconoce la transmisión del virus Ébola de perso na a persona, o a través de cadáveres de personas o animales infectados; no está demostrado que los perros sean portadores del virus, ni que se replique en su sangre, órganos o tejidos, ni que sea eliminado a través de ellos. Por otro lado, el único estudio que cita el Plan, publicado en 2005, únicamente “sugiere” que los perros pueden ser infectados por el virus Ébola. La propia OMS ni siquiera lo considera al informar sobre el control del virus en animales domésticos.

Un caso sospechoso se confirma o se descarta por laboratorio, mediante la detección de ácido nucléico viral en muestra biológica.
El laboratorio de referencia en España para el análisis de las muestras de sangre humana de los casos de EVE en observación (personas que presentan criterios clínicos y epidemiológicos de EVE) es el del Centro Nacional de Microbiología, clasificado con el nivel de bioseguridad 3+.

Idéntico nivel de bioseguridad (3+) permite alcanzar el laboratorio del Centro de Investigación de Sanidad Ambiental (CISA)6; incluso cuenta con dos laboratorios de nivel de seguridad 4, según folleto informativo del propio Centro7. Por tanto, ésta instalación permite analizar muestras de sangre de animales que han tenido un contacto directo, estrecho y continuado con un caso conf irmado de EVE humano durante su periodo infectivo; o, lo que es lo mismo, con un contacto de alto riesgo, como era el caso de Excalibur.

Disponiendo de la posibilidad de realizar estas pruebas, no tiene sentido incluir en lo que el Plan define como “casoprobable” a todo animal que ha estado en contacto directo, estrecho y continuado con un caso confirmado de EVE en humano durante su periodo infectivo. Tendría que diferenciar entre contacto de alto riesgo, caso en observación (si, además, presenta signos clínicos compatibles) y caso confirmado o caso descartado (si los análisis de detección de ácido nucléico viral en muestra biológica son positivos o negativos, respectivamente).

El CISA también cuenta en su área de bioseguridad con un animalario con 21 estancias polivalentes de nivel 3 y 3+ diseñadas para alojar a diversas especies animales. En cualquier caso, estas instalaciones serían necesarias para alojar un caso en observación, en espera de los resultados de los análisis, o un “improbable” caso confirmado, hasta su recuperación o fallecimiento por la propia evolución de la enfermedad.

Los animales tipificados como contactos de alto riesgo, como Excalibur, no requieren ser aislados en instalaciones con nivel de bioseguridad 4 durante la cuarentena de21 días -período máximo de incubación-. Lo que si se requiere es una observación y control veterinario. En los humanos, siendo agentes transmisores ​del virus Ébola, el domicilio es la elección prioritaria para aislar al contacto de alto riesgo durante éste período de tiempo.

De ésta forma, recurrir al “principio de precaución” para justificar la eutanasia como único procedimiento de actuación resulta totalmente improcedente.

CONCLUSIONES.
1.-La muerte por eutanasia de Excalibur no tuvo ninguna justificación desde el punto de vista de la salud pública.

2.-No es pertinente que el Plan de contingencia frente a la sospecha de infección por virus Ébola actualmente vigente contemple la eutanasia como único procedimiento de actuación frente a perros sospechosos de infección.

RECOMENDACIONES.
1.-Elaborar un nuevo Plan de contingencia frente a la sospecha de infección por virus Ébola en perros que sustituya al actual y que recoja todas las consideraciones expuestas, contemplando procedimientos de actuación con criterios epidemiológicos, entre los que no se encuentra la eutanasia.

2.-Sería conveniente que ante futuras situaciones de emergencia sanitaria en la que puedan estar implicado animales domésticos se tenga protocolizada la actuación, de acuerdo a criterios clínicos-epidemiológicos y a conocimientos científicos contrastados.

3.-Igualmente, sería aconsejable la creación en España de laboratorios y animalarios con máximo nivel de bioseguridad.

REFERENCIAS.
1. OMS. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs103/es/.
2. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Plan de contingencia frente a la sospecha de infección por Virus de Ébola en perros. Noviembre 2014.
3. Consejo de Europa. http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=URISERV:l32042
4. Ebola Virus Antibody Prevalence in Dogs and Human Risk.L. Alella, O. Bourry, R. Pouillot, P. Yaba, B. Kumulungui, P. Rouquet, J-P. González and E.M. Leroy. Emerging Infectious Diseases. www.cdc.gov/eid. Vol. 11, No. 3, March 2005.
5. Ministerio de Sanidad y Consumo. http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/ebola/documentos/16.06.2015- Protocolo_Ebola.pdf
6. Centro de Investigación de Sanidad Animal (CISA). http://wwwsp.inia.es/Investigacion/centros/cisa/Paginas/Cisa.aspx
7. Centro de Investigación de Sanidad Animal CISA). http://wwwsp.inia.es/Comunicacion/Documents/Folletos%20INIA%20jul%202011/CISA.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook