Veterinaria de deporte, entrevista con Emma Fretwell (Y II)

#Veterinaria #Perros. Rehabilitación y cuidados del perro deportivo y de familia, interesantísimo seminario en Madrid, a cargo de Emma Fretwell.

Por Luis Souto.

Segunda parte de la entrevista con Emma Fretwell (ver primera parte), que visitará España para tratar a perros el viernes 23 de Octubre e impartir un seminario sobre cuidados músculoesqueléticos en perros de deporte y de familia (con o sin problemas de conducta), los días 24 y 25 de Octubre.

¿Pueden los perros alcanzar el último tercio de su vida en buenas condiciones músculoesqueleticas?

Rotundamente sí, pero para conseguirlo es necesario que los dueños aprendan a prestar atención a los detalles y que adquieran una buena rutina. Os daré estas herramientas y practicaremos con ellas el domingo.

¿Y los humanos? ¿Qué podemos hacer y qué debemos evitar para conseguirlo?

¿Por dónde quieres que empiece? Quizás lo esencial es aprender a gestionarse de acuerdo a un plan de moderación: se puede hacer de todo, pero con mesura. Tanto la salud física como la mental y la espiritual son necesarias para vivir con plenitud, de modo que trata de no estresarte demasiado, de pasarlo bien y, por supuesto, haz ejercicio con moderación, e igual de importante para nosotros que para nuestros perros, ¡¡trabaja el descanso!!

Algunos estudios en perros han puesto de manifiesto que la esterilización mediante la extirpación de las gónadas puede tener efectos negativos sobre la salud músculoesqueletica. ¿Qué deberíamos hacer?

Personalmente me gusta esperar hasta que el perro ha madurado, las placas de crecimiento se han cerrado y el perro ha experimentado patrones hormonales normales durante un periodo corto. En mi opinión, no habiendo razones de peso para intervenir antes, si es necesario esterilizarlos, éste es el momento idóneo para hacerlo.

Desde luego soy sensible a la problemática de los albergues (que a veces optan por esterilizar a los perros antes de darlos en adopción) y la de los perros que experimentan cambios de conducta por causas hormonales, pero la responsabilidad es de los propietarios y, por tanto, la solución pasa por educar a éstos.

Sin embargo, en mi país muchos veterinarios abogan en favor de la esterilización pediátrica (es decir, cuando los cachorros no han cumplido aún los 6 meses). Sin una buena razón más allá del objetivo legítimo de evitar la reproducción, me opongo a esa práctica. Por último, en la actualidad hay implantes que consiguen los mismos resultados y que, siendo reversibles, constituyen una buena alternativa para comprobar si la esterilización solucionaría los problemas de conducta o crearía más.

El equipo de Anders Hallgren llevó a cabo unos estudios radiográficos gracias a los cuales comprobaron que la mayor parte de los perros con problemas de agresión estaban aquejados de lesiones músculoesqueléticas. ¿Nos podrías relatar algún caso en los que tu tratamiento haya tenido como efecto secundario la disipación del problema comportamental?

A lo largo de mi carrera he tenido varios casos así. Penny, por ejemplo, era una Bull Terrier que se encontraba totalmente bloqueada, tirando del tren delantero porque había perdido la fuerza en sus patas traseras. Cuando se desplazaba había perdido incluso el patrón de movimiento en onda a través de su columna. La familia de Penny (que tenía dos hijos de 8 y 10 años de edad) vivía en un adosado de tres plantas, por lo que había un montón de escaleras que subir y que bajar. Los niños solían jugar con la perra y, en uno de estos juegos, la pelota cayó hasta un rellano de la escalera.

Penny corrió para cogerla con la desgracia de que tropezó y cayó. Los niños no se lo contaron a sus padres y, producto de la lesión no tratada, la perra fue poniéndose cada vez más rígida y apartándose del resto de la familia. Más adelante empezó a mostrar agresividad respecto a los niños cuando éstos entraban en su espacio, y a quejarse de forma ostensible –gimiendo y mordiendo– cuando le ponían el arnés para salir a pasear. La llevaron al hospital veterinario donde la evaluamos en equipo, observando la mala calidad postural, la preocupación que mostraba en la mirada, casi de miedo, con las orejas desplazadas y el rabo entre las patas.

Fuimos testigos de sus lamentos y mordiscos al quitar el arnés, mientras sus dueños retrocedían. Después de examinarla, con y sin sedación, y hacerle radiografías dimos con una costilla dislocada bajo el omóplato izquierdo. Gracias a la manipulación quiropráctica bajo anestesia y un trabajo de desensibilización que duró varios meses, la perra volvió a ser la de siempre. Aún tiene miedo del balón y no utiliza el arnés, pero por lo demás está completamente recuperada.

Hay muchos casos parecidos, en los que los dueños no te cuentan los cambios comportamentales en el perro que han tenido lugar antes de iniciar el tratamiento, pero en los que, una vez iniciado el mismo, empiezan a contarte cómo el perro interacciona cada vez más con la familia, se tumba en el salón mientras el resto de la familia vez la TV, en lugar de retirarse a la cocina, no se muestra tan preocupado por otros perros en el parque e incluso en ocasiones es quien inicia el juego. Hay una gran cantidad de pruebas anecdóticas al respecto, pero no son necesariamente materiales que puedas cuantificar de cara a hacer una investigación y publicarla.

Para terminar, ¿qué nos puedes decir acerca de la dieta BARF? ¿La consideras mejor que el pienso para mantener la salud músculoesqueletica?

La dieta es un tema muy controvertido y ante todo una elección personal. ¡Basta mencionarlo en cualquier encuentro de gente relacionada con perros para que la sala empiece a hervir! Conozco a muchas personas que no se apañan bien para alimentar con una dieta cruda, por lo que se decantan por piensos de alta gama sin cereales. En este sentido, mi opción personal es Canagan que, en formato de pienso, es lo más cercano a la dieta cruda que se puede comprar.

Lo suplemento con alimentos frescos siempre que puedo y en casa nos funciona bien, ya que mi marido se encarga de alimentarlos cuando no estoy y, de esta forma, le resulta cómodo y no tiene que acordarse de sacar tuppers del congelador. Mi recomendación personal sería alimentar a los perros con dieta cruda ya que mejora y previene problemas digestivos, alérgicos, de piel y otros muchos. Además, con una alimentación de este tipo los perros toman los nutrientes que necesitan, incluyendo calcio y otros minerales necesarios para la buena salud esquelética.

Hace algunas semanas tuve una conversación muy interesante con un anciano pastor acerca de cómo ha variado el cuidado de los perros a lo largo de los años. Ha tenido perros de trabajo durante más de 60 años, por lo que es toda una institución en el mundo del pastoreo. Sus perros siempre tienen una apariencia y una salud formidables. Me comentó que hace muchos años sus perros comían una dieta cruda que consistía en unas salchichas enormes que se conservaban en el congelador. Fue entonces cuando la industria alimentaria empezó a fabricar comida barata para perros utilizando desechos y subproductos, a los cuales agregaron agentes aumentadores como cenizas.

Fue así como nació el pienso fabricado por extrusión y desaparecieron las salchichas de carne cruda que ya no se podían encontrar por ninguna parte. Con esta transición los perros empezaron a desarrollar muchos problemas físicos, creando la demanda para que los veterinarios se especializaran en pequeños animales.

Es decir, la industria alimentaria había creado problemas cuya resolución necesitaba de más y más aplicaciones científicas para el cuidado veterinario. El círculo se cerró con la aparición de las ideas revolucionarias sobre BARF y alimentación cruda, las cuales suponían en realidad una vuelta a los orígenes. Visto en perspectiva, la cuestión es si debemos llamar a esto progreso y por qué cambiamos las cosas que funcionan bien.

Volviendo a tu pregunta original, soy partidaria de una alimentación sin cereales porque, aunque los perros los toleran, su sistema digestivo no está en realidad adaptado para ellos. De esta forma, se quedan en el tubo digestivo donde fermentan y dan lugar a muchos problemas. Por tanto, mi consejo sería: compra la mejor comida sin cereales que te puedas permitir.

Muchísimas gracias, Emma, por tu tiempo, tu amabilidad y tu sabiduría. Estamos deseando escucharte el próximo fin de semana, del 23 al 25 de Octubre en Alcalá de Henares (Madrid).

¡Yo también y os prometo que he planificado un gran fin de semana altamente interactivo del que no saldréis igual!

• Más información: Seminario de Emma Fretwell «Rehabilitación y cuidados del perro deportivo y de familia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

Tu tienda de Mondioring, IGP y trabajo canino

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook