El conocimiento no es comprensión (en los perros tampoco)

Mecanizar Vs comprender comportamientos

Adiestrar-perro-trae-objeto

No importa si estamos antes adiestramientos sencillos (o educativos, como puede ser no tirar de la correa o evitar que el perro se suba al sofá) o avanzados (detección, protección, habilidades…), el problema número uno, incluso cuando realizan los comportamientos que queremos, siempre es que los perros no comprenden lo que queremos enseñarles.

Deberíamos comenzar por comprender nosotros
Si queremos enseñar a nuestros perros nuevos comportamientos el primer paso es que nosotros comprendamos cómo aprenden, para así mostrar a los perros el camino hacia el comportamiento.

Mejor con pequeños pasos. Los comportamientos completos no son fáciles de conseguir, hay que ir poco a poco e ir avanzado por pequeños logros. El encadenamiento hacia atrás en el adiestramiento es más difícil de comprender que de realizar.

Aprovecha el entorno. Podemos utilizar el entorno como obstáculos para dirigir al perro sin coacción ni corrección, y lo mismo sucede con las cosas que le gustan, o todo lo contrario.

Generaliza el comportamiento. ¿Recuerdas cuando aprendiste a conducir? El camino de siempre estaba controlado, pero salir de viaje era otra cosa ¿verdad? Pues a los perros les sucede lo mismo, deben practicar lo aprendido en diferentes entornos.

Piensa como un perro. ¿Sabías que los perros tienen más en cuenta la textura que el color? Los perros viven en un mundo sensorial diferente al nuestro, y el olfato es el sentido que más nos diferencia.

Refuerza, refuerza, refuerza… Pero el refuerzo siempre será más efectivo si somos compañeros sociales. Bueno rollo con tu perro, siempre.

El conocimiento no es comprensión (en los #perros tampoco). :-)

Pero ojo, no todos los refuerzos valen igual. Una bolita de piensa no es igual que un pedazo de hígado, pero de nuevo si existe conexión el valor del refuerzo crecerá solo por valor social. Hoy sabemos que uno de los motores del aprendizaje, que afecta a la calidad de ese aprendizaje (para bien y para mal), es la emoción.

La mecanización es nuestra enemiga. Los perros que mecanizan comportamientos pueden realizarlos con cierta fiabilidad… Pero solo un tiempo, y además -si no van acompañadas de comprensión (llámalo cognición si lo prefieres-) se tratará de aprendizajes frágiles.

La cognición crea comportamientos sólidos. Todo el tiempo que tardemos en mostrar a nuestros perros el camino hacia la comprensión, lo ahorraremos multiplicado por diez en re-adiestramientos, olvidos y fallos. En poco tiempo los perros aprenden a aprender.

Y practica, nada dura para siempre. Por muy avanzado que sea el aprendizaje, la práctica nos llevará a la excelencia, a comportamientos muy fiables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook