Un cachorro es un bebé de perro, que no se te olvide…

Y los cachorros no pueden hacer lo mismo que los perros mayores (ni que los niños)

Un cachorro es un bebé de perro, que no se te olvide que nosotros también fuimos bebés (y más "pesados" que ellos)...

Los cachorros no controlan bien sus esfínteres. Así que no es posible que “hagan sus cosas” con horario ni donde queremos. Eso sí, con apenas seis meses la mayoría ya empieza a controlar bien. No te quejes, los humanos solemos llevar pañales más de un año (o dos).

Los cachorros no hacen caso. Normal, no saben lo que les decimos ni conocen nuestras palabras. En poco tiempo los cachorritos de un para de meses comprenderán señales básicas (pero poco a poco).  Pero los bebés humanos prácticamente no comprendemos casi nada hasta los seis o siete meses.

No vuelve a la llamada. Lógico, “no nacen aprendidos”. Si lo haces muy bien hay perros que con cinco o seis meses empiezan a comprender, pero una llamada medianamente fiable no se alcanzará antes del año de edad. Con un año… Los humanos ¡empezamos a andar!

Muerden todo lo que les rodea. Y lo hacen porque exploran el mundo con la boca y sobre todo porque cambian los dientes… Pero los cachorros tardan pocas semanas en todo el proceso y con mordedores que alivien todo pasará. Los bebés humanos nos tiramos meses con los dientes (y eso que el ratoncito Pérez nos lo hace más llevadero).

Los cachorros exigen esfuerzo para su sociabilización. Sí, es muy importante, pero ese cúmulo de nuevas y buenas experiencias es un esfuerzo en socialización que se debe concentrar antes de los cuatro-cinco meses de edad. En los humanos es mucho más tiempo, los expertos recomiendan que la sociabilización humana comience alrededor del año y se prolongue (al menos) hasta los cuatro años de edad.

Un cachorro es un bebé de perro, que no se te olvide que nosotros también fuimos bebés (y más "pesados" que ellos)...

Ya no es tan malo convivir con un cachorro sus primeros meses ¿verdad? Si lo ves complicado, cambia el chip y disfrútalo. Los cachorros crecen demasiado rápido, para lo bueno (se pasan los “problemas” propios de su edad) y para lo malo (ya no volveremos a disfrutar de su infancia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook