Genética del bullmastiff, a estudio

La genética del bullmastiff puede (y debe) mejorarse

Genética del bullmastiff.

Las razas modernas de perros descienden del lobo gris, pero a través de la domesticación y la selección artificial se han diversificado en una gran variedad de sub-poblaciones o razas, con diversas características morfológicas y fisiológicas. Por eso la genética del bullmastiff es diferentes a la de otras razas y merece ser estudiada de forma concreta.

Desde que el genoma canino fue secuenciado, ha habido un creciente interés en la variación de la base genómica de los cánidos, su evolución y las enfermedades que puede transmitir. Las preocupaciones sobre los posibles efectos de la endogamia y la diversidad reducida sobre la salud y el bienestar dentro de las razas, también han dado lugar a una creciente preocupación por la mejora de las prácticas de gestión genética y cría canina. Por lo tanto, la gestión de la diversidad se ha convertido en un punto de interés importante para los criadores de perros y las autoridades de supervisión, como los clubes de raza, que evalúan métodos para identificar la diversidad genómica y así informar sobre las decisiones de cría y reducir la incidencia de enfermedades, mientras que al mismo tiempo se mantienen los rasgos propios de la raza y su diversidad.

El estudio sobre la genética del bullmastiff
Partiendo de que la gestión y conservación de la diversidad genómica en las razas de perros es un objetivo importante para mantener su salud, se llevó a cabo este estudio para caracterizar la diversidad genómica en perros Bullmastiff mediante análisis tanto genealógico como molecular.

Para este estudio de genética del bullmastiff se realizó un análisis genealógico de diversidad usando una base de datos que constaba de 16.378 perros bullmastiff en el rango de tiempo del año 1980 a 2013. Los parámetros genealógicos revelaron un coeficiente de consanguinidad media de 0.047 (142 perros fueron los “fundadores” totales de la población; número efectivo de fundadores de 79;  número efectivo de antepasados ​​de 62; y un tamaño poblacional efectivo de la población de referencia de 41).Genética del bullmastiff.

La diversidad genética y el grado de homogeneidad de todo el genoma dentro de la raza también se investigaron mediante los datos moleculares. La heterozigosidad multiple-locus (MLH) resultó igual a 0.206. El tamaño efectivo de la población fue de 29,1, con un coeficiente de consanguinidad media de 0.035, que se calculó utilizando todos los datos disponibles.

Acerca de la diversidad genética en perros
Tradicionalmente, los datos genealógicos se han utilizado para evaluar la diversidad genética en perros. Los parámetros descriptivos usados incluyen: coeficiente medio de consanguinidad, tamaño efectivo de la población, y el número efectivo de fundadores y antecesores. El tamaño efectivo de la población es el número equivalente de individuos que contribuyen a la población reproductora que daría lugar a la variación observada en la frecuencia génica y la tasa de endogamia en la población, cuando mayor sea el tamaño efectivo de la población mayor será la predicción de diversidad. El coeficiente de endogamia se refiere a la probabilidad de que los alelos en un locus desciendan de un solo alelo de un antepasado común, un alto coeficiente indica un mayor riesgo de heredar alelos deletéreos. Sin embargo, el uso de la información genealógica está limitado por las genealogías incompletas o inexactas.

Bullmastiffs son una raza de trabajo originaria de Gran Bretaña a mediados de 1800, inicialmente como guardianes para alejar los cazadores furtivos. Fueron criados por los granjeros por su fuerza, tamaño y velocidad utilizando cruces de los dogos del siglo 19 (duros y agresivos)  con los grandes y fuertes mastines (menos agresivos)

La raza Bullmastiff fue registrada como tal por el Kennel Club en 1924, con un fondo genético de aproximadamente el 60% de mastín y el 40% de dogo. Las preocupaciones acerca de la salud dentro de la raza incluyen la displasia de cadera y de codo, atrofia progresiva de retina y el cáncer, con una incidencia relativamente alta de tumores de linfoma. La historia de la raza y la incidencia de enfermedades que determinan una vida más corta, hacen de esta raza una de las más interesantes para el análisis de la diversidad, la función del genoma y los rasgos fisiopatológicos.

Algunas conclusiones sobre la genética del bullmastiff
El objetivo de este estudio fue evaluar la diversidad genómica y caracterizar la estructura genética de Bullmastiff, utilizando datos moleculares en todo el genoma. Los resultados muestran que la raza tiene un relativamente pequeño tamaño de población y una diversidad genética limitada, pero es similar a las cifras de población similares. El conocimiento obtenido de este estudio se puede utilizar para gestionar y preservar la diversidad genética en Bullmastiffs informando al desarrollo de estrategias de mejora, y también será útil para el análisis y prevención de diferentes enfermedades en esta raza.

Mientras que los niveles actuales de heterocigosidad, endogamia y homocigosis en Bullmastiff no son inusuales, el relativamente pequeño tamaño efectivo de la población indica que una estrategia de mejoramiento para reducir la tasa de endogamia podría ser muy beneficiosa.

• Más información: Estudio completo de Pedro J. Hansen, de la Universidad de Florida, Estados Unidos “Análisis comparativo de Diversidad del Genoma en perros Bullmastiff”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook