Lesiones oculares en perros por oruga procesionaria

La oruga procesionaria puede producir problemas muy graves en los ojos de los perros

Oruga-procesionaria-perro

La oruga procesionaria supone un grave peligro para la salud de nuestros perros, pudiendo incluso suponer la muerte. Algunas de las secuelas más habituales están relacionadas con la mucosa de la boca, e incluso pérdida parcial de la lengua al necrosarse por la toxina de la oruga. Sin embargo, los daños en los ojos no han sido hasta ahora tan estudiados.

Estudio sobre oruga procesionaria y perros en España
En este estudio se describe, por primera vez en perros, las lesiones oculares provocadas por la exposición a la oruga procesionaria del pino y la histopatología de la córnea, tratamiento veterinario, y el resultado de los tratamientos

Se revisaron los expedientes de 140 perros de cuatro consultas de oftalmología veterinaria, (en total 120 perros del centro de España, 13 del Sur, 6 del Norte y 1 perro de Levante), en los que se identificaron las siguientes lesiones oculares:
Queratitis con infiltrados celulares estromales blancos de media luna o de forma circular (98,57% de los casos, en total 138 perros), uveítis anterior (78,57% con hiperemia conjuntival, 110 perro), quemosis (en un 33,57% de los perros, 47 en total]), blefaritis (8,57%, en 12 perros), y úlceras corneales (2,86%, 4 perros).

La eliminación de los pelillos de las orugas por hidropulsión (se utilizó solución salina) y el posterior tratamiento médico tuvo éxito en el 99,29 por ciento de los perros (139 perros).

Solo un perro necesitó cirugía reconstructiva de la córnea, para eliminar la lesión corneal profunda (el estudio posterior de histopatológico reveló una lesión aguda con infiltrado de neutrófilos, necrosis y edema de la córnea).

Todas las lesiones oculares quedaron resueltas completamente dentro de los 15 a 30 días posteriores de la visita al veterinario, con la excepción de un único caso que desarrolló endoftalmitis.

Oruga-procesionaria-perro2

Conclusiones
En perros que viven en áreas endémicas de oruga procesionaria, durante los meses de primavera y verano, se deben extremar las precauciones.

E incluirse en el diagnóstico diferencial de las lesiones oculares agudas, especialmente si se ha producido queratitis con infiltrado celular de la córnea y está presente una uveítis anterior.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos, la irrigación y la eliminación de los pelos junto con el tratamiento veterinario conducen a un buen resultado.

• Más información: El estudio se ha publicado en Veterinary Opfthalmology.

3 comentarios en “Lesiones oculares en perros por oruga procesionaria

    1. «La eliminación de los pelillos de las orugas por hidropulsión (se utilizó solución salina) y el posterior tratamiento médico tuvo éxito en el 99,29 por ciento de los perros (139 perros).»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook