Tu perro te querrá más si te entiende

Ser “entendibles” para los perros, la asignatura pendiente

Perro-entiende-emociones

Los seres humanos nos hemos hecho especialistas en ser indescifrables. Es como si la evolución, más aún en los últimos años, se hubiera encargado de ir limitando cuando no eliminando nuestra comunicación entre nosotros y con el resto de seres vivos.

Hace unos días se publicó un estudio en el que se analizaba cómo las personas nos vemos atraídas por otras personas que son fáciles de entender en el plano emocional. No es nada raro, a tod@s nos gusta la predecibilidad, saber que estamos entre amigos. Así que, entre humanos, la comprensión afectiva afecta (mucho) a la atracción interpersonal.

Y con los perros… ¿Cómo lo hacemos?
Tenemos un problema, inherente al ser humano, y es que nos comunicamos principalmente mediante la voz. Y la voz no es una comunicación principal para los perros. Es cierto que lobos y perros utilizan ladridos y aullidos para comunicarse, pero su lenguaje gestual es infinitamente más rico que el vocal. Y ellos esperan lo mismo de nosotr@s, que les demostremos si les queremos (o no). Te damos algunas claves:

  1. La situación general del cuerpo. Una postura rígida no transmite tranquilidad. Si tu postura es relajada, tu perro estará relajado.
  2. Movimientos claros. Los perros son capaces de interpretar movimientos mínimos, incluso un simple pestañeo (es la señal que se utiliza en el truco de los perros que saben contar (1)). Pero en perros inexpertos es mejor utilizar gestos muy claros, que no induzcan a la duda
  3. Y siempre iguales. Mover la mano izquierda es diferente que hacer el mismo movimiento con la derecha, una mano que se agita no significa lo mismo si la palma está hacia arriba que si lo está hacia abajo…

Pero los dos últimos puntos solo son útiles en el plano cognitivo, y el plano social es al menos igual de importante para los perros. Lo de verdad importante es hacer lo que sientes, sin condiciones. Premia, halaga, acaricia y juega. Los perros necesitan saber que eres su amigo, y ellos no entienden lo que es un enfado, o lo que significa un mal dia de trabajo o un problema en el tráfico… Tal vez por eso los niños son tan buenos con los perros.

(1) En el truco de los perros “que saben contar”, se utilizan pequeñas señales que las personas del público no perciben, y que previamente se han asociado a un único ladrido. Así, si se le pregunta al perro cuánto suman 2 + 2… El guía mira hacia el perro, parpadea cuatro veces, y el perro ladra cuatro veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook