El valor de los refuerzos en el adiestramiento

Los refuerzos (no sociales) son un «pago» que tiene un valor (pero lo podemos cambiar)

Refuerzo-perros

 

Aunque no seas fan del conductismo más exacerbado, lo cierto es que los refuerzos que nos sirven para premiar conductas tienen un valor concreto y diferente para cada perro.

Queremos hacer las cosas bien, premiando lo correcto, incluso utilizando el refuerzo social. Pero antes de tener buen rollo con nuestro perro, es mucho más sencillo «sobornar» al perro… Si es que sabemos hacerlo bien.

Refuerzos positivos, qué son
Es fácil, «cosas» que le gustan al perro concreto con el que queremos trabajar. Pero no a todas las personas nos gusta lo mismo ¿verdad?, y a los perros les pasa exactamente  lo mismo. Por eso es muy importante identificar los refuerzos primarios (casi siempre utilizaremos comida o juguetes como primera opción).

La comida como refuerzo. La comida es un excelente refuerzo para perros tranquilos y tragones… Pero suele ralentizar los comportamientos, por eso es importante utilizarla con suficiente ritmo. ¿Y cómo cambiar el valor de un refuerzo de este tipo? Es fácil, no toda la comida les gusta igual a los perros, ni siquiera a los perros más tragones. Por eso un grano de su pienso tiene poco valor (lo tiene gratis todos los días), un pedazo de salchicha es mejor (no come salchichas continuamente, y le gusta más que el pienso), pero un trocito de hígado es fantástico (a la mayoría de los perros les encanta el hígado.

El juego como refuerzo. Principalmente mordedores (se trata de un juguete que permite interactuar al perro con el guía, mejoran el vínculo). El juego activa mucho a los perros, por eso hay que utilizarlo de forma medida, o corremos el peligro de «disparar» al perro más de que deseamos, alejándole del comportamiento que queremos crear o mejorar. Llegado el momento de cambiar el valor de un mordedor para mejorarlo debemos tener en cuenta: El tamaño (un mordedor grande «vale más» que otro pequeño), y la comodidad (tipo de tejido, grosor…).

En todos los casos es importante saber que el refuerzo se debe proporcionar al perro después de un «trabajo bien hecho». Si el refuerzo se aplica en exceso se devalúa su valor por habituación

Ya podemos jugar con el valor de estos dos tipos de refuerzos, lo que nos permite manejarlos para evolucionar los comportamientos, mejorarlos, cambiarlos… Y ni olvides, que el contagio emocional también tiene su papel, ¡aprovéchalo!

2 comentarios en “El valor de los refuerzos en el adiestramiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook