Las 9 claves para manejar bien la correa al pasear con los perros

Los perros reactivos son (casi siempre) producto de dueños tensos

Pasear-perro-correa

Pasear con nuestros perros debería ser un tiempo de tranquilidad, dedicado al cien por cien a ellos. Pero muchos perros son reactivos al mal manejo de la correa ¡vamos a solucionarlo!

  1. Usa el material adecuado. El mal manejo de la correa se ve amplificado por un mal material. Si utilizamos un collar ancho y cómodo (mejor aún acolchado), o un arnés, nuestros errores de manejo se disimularán. Lo mismo sucede con la correa: si es larga (más de dos metros) nos permitirá recoger o liberar correa para permitir libertad con control. El material adecuado para el paseo es el primer paso.
  2. El material «prohibido». Las correas extensibles pueden ser útiles en algunas circunstancias, pero para los perros reactivos supone un problema porque transmiten tensión constante. Otros elementos que no debemos utilizar son collares estrechos (por supuesto a evitar siempre los collares de castigo, de ahorque, etcétera).
  3. Mantén siempre que sea posible la correa destensada. Deja que tu perro se mueva todo lo libre que permita el entorno. Déjale sobre todo olisquear todo lo que desee, incluso jugando a buscar.
  4.  Firmeza sin brusquedad. Si tienes que apartar o controlar a tu perro sujeta la correa con firmeza y mantén una tensión constante sin movimientos bruscos. Imagina que empujas un coche o un barco: hay que ejercer una fuerza firme y constante, ¡los empujones no sirven!
  5. ¿Perros enemigos? Si tu perro no se lleva con otros… ¡Pasea con ellos! Pasear juntos será una experiencia fantástica para limar asperezas y hacer nuevos amigos…
  6.  La correa es tu prolongación. Si el manejo de la correa es dulce, tu perro entenderá que eres tú quien lo hace… Pero si es brusco, con tirones, transmitirás !mal rollo!, y todos sabemos que eso no es bueno ni para peros ni para personas. ¡Relájate! 🙂
  7. Practica el principio de Premack. Si tu perro tira de la correa, hay pocas formas tan efectivas para solucionarlo como el principio de Premack: si quieres algo (ir a un sitio) tendrás que hacer algo que no te gusta demasiado (ir despacio).
  8. El protagonista es el perro. Las «relaciones de parque» están muy bien, pero durante el paseo el protagonista debe ser el perro,y siempre primando la calidad del paseo, con actividades, entretenimiento, juego…
  9. Olvida la correa. Y siempre que puedas ¡suelta a tu perro un rato! El paseo con correa está muy bien, pero la libertad es otra cosa. Busca las zonas o los horarios permitidos, en entornos seguros, busca el momento para que tu perro pueda correr libre al menos un rato cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

Tu tienda de Mondioring, IGP y trabajo canino

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook