5 trucos para viajar (mejor) con los perros

Viajar con perros es más fácil así…

Viajar-con-perros

Llegan las vacaciones y no todos los perros llevan bien eso de «viajar en coche». En la mayoría de los casos somos responsables de que el coche esté asociado con malas experiencias (por ejemplo con el veterinario), pero también hay perros que simplemente no son muy amigos de los coches. Aquí tienes 5 trucos que esperamos te sean de utilidad.

  1. Soluciones para los perros que se marean. Si el viaje es corto (2 ó 3 horas) , mejor si el perro no ha bebido ni comido en las horas anteriores. Si el viaje es largo (4 horas o más) intenta que beba por última vez un par de horas antes. Cuando llegues a destino no le permitas que beba sin control, mejor poco a poco.
  2. No utilizar con perros que se marean los tranquilizantes. Existen productos específicos para eliminar o minimizar los mareos, consulta con tu veterinario y huye de los tranquilizantes que en estos casos solo enmascaran el mareo y atontan a los perros.
  3. Crea un lugar confortable. Si utilizas transportín es importantísimo que sea de su talla (utiliza esta guía para elegir talla de transportín). Y si el perro va libre (con arnés o reja separadora), proporciónale juguetes, una cama refrescante… La idea es que esté lo más cómodo posible las horas que dure el trayecto.
  4. Perros demasiado activos (que no se marean). Entretenimiento como los socorridos juguetes interactivos para perros son perfectos para esos peludos que se ponen insoportables… Al final no son tan diferentes a los niños, ¡hay que buscarles entretenimiento! A lo mejor tienes que para más a menudo, pero no pasa nada, lo importante es llegar y parar media hora no tiene ninguna importancia.
  5. Paradas periódicas. En viajes largos la DGT recomienda al conductor parar cada dos horas a estirar las piernas, y es justo el tiempo al que te recomendamos parar con tus perros. Pueden ser tres horas, no hay problema si el perro va bien, pero por encima de ese tiempo empiezan a ser demasiadas.

Y si aún así tu perro no va bien en el coche, ya sabes lo que tienes que hacer de cara a la próxima vez: prepara un plan de habituación/desesibilización, con frecuentes viajes cortos que terminen en actividades que le gusten a tu perro (ir al campo, a ver otros perros, a nadar…). ¡Felices vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook