Factores que afectan al comportamiento de los perros

En el comportamiento de los perros no todo es genético o adquirido

Factores que afectan al comportamiento de los perros.

Sí, es cierto que muchos comportamientos se deben al aprendizaje de conductas incluso de forma no prevista (el condicionamiento clásico es lo que tiene, que siempre está al acecho). Pero muchas, muchísimas circunstancias son a menudo olvidadas, y son decisivas.

Las causas veterinarias de los problemas de comportamiento más comunes
Problemas traumatológicos. Son responsables de muchísimos casos de agresividad canina. En individuos jóvenes la displasia es una de las causas más frecuentes. En adultos la artrosis se lleva el número uno en el ránking que relaciona dolor con agresión.

Otros problemas músculoesqueléticos. El dolor de columna (hernias discales, muy frecuentes en teckel y basset) son responsables de numerosos episodios de “cambios de humor”. Lo mismo sucede con lesiones de cervicales y cuello (provocadas en ocasiones por collares inadecuados).

Problemas neurológicos: La epilepsia (en perros de cualquier edad), y la disfunción cognitiva (en perros sénior) son los dos problemas que con mayor frecuencia conllevan problemas de comportamiento.

Otitis. Una “simple” otitis puede cursar con un dolor muy agudo al tacto, y ya sabemos que existe una relación muy estrecha entre el dolor y la agresión.

Bursitis. Lo mismo sucede con las bursitis (que se dan con más frecuencia en perros grandes de pelo corto), que en sus fases agudas conllevan “cambios de carácter”.

Parásitos. Algo tan aparentemente alejado como pueden ser los parásitos internos está relacionado con el comportamiento de los perros (y otros animales, como se demostró en este estudio sobre monos, en el que se demostró que los parásitos pueden llegar a suponer problemas en las relaciones sociales de estos primates).

En conclusión…
Hay más… Cualquier dolencia que desemboque en malestar o dolor estará relacionada de una forma u otra con cambios en el comportamiento. Antes de diagnosticar “agresividad”, y por supuesto mucho antes de plantearnos un programa de modificación de conducta, cualquier perro triste, huidizo, malhumorado, con cambios repentinos de “humor”… debe ser explorado minuciosamente por el veterinario en busca de problemas físicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook