Los perros de identificación forense, a examen

¿Cómo son de fiables los perros de identificación forense?

perros de identificación forense

La identificación de olor humano por parte de los perros de identificación forense se basa en una tarea de comparación de la muestra en la que se requiere la actuación de los perros entrenados para comparar una muestra de aroma recogida de un objeto encontrado en la escena del crimen con la de un sospechoso…

¿Cómo son de fiables los perros de identificación forense?
Sobre la base de la mayor capacidad olfativa de los perros para detectar y procesar los olores, este método se ha utilizado en investigaciones forenses para identificar el olor de un sospechoso en la escena del crimen.

La excelente fiabilidad y reproducibilidad del método dependen en gran medida de rigor que se haya seguido en el proceso de entrenamiento del perro.

El presente estudio describe las diversas etapas del adiestramiento que conducen a las máximas tasas de fiabilidad, con los perros identificando correctamente al menos en un 90 por ciento de las muestras, cuando la complejidad de los aromas presentados durante la tarea de identificación  en la muestra es similar a la presentada en alineaciones, y la especificidad de alcanzar el máximo de aciertos sin falsas alarmas en las tareas de identificación de olor humano similares a la muestra.

Dos años de adiestramiento
Durante el adiestramiento básico, los perros policía deben aprender a establecer una asociación entre dos fuentes de olor de la misma persona a través de la realización de tareas cada vez más complejas. Al finalizar el entrenamiento, los perros son capaces de llevar a cabo ejercicios de identificación durante los cuales se huele un olor humano de referencia y luego se compara con cinco olores humanos diferentes, uno de los cuales es el olor de referencia. Cuando un perro coincide con el olor de referencia (marcará tumbándose delante de la fuente de olor correcta) es recompensado con una golosina o juego.

Los olores humanos pueden consistir en restos recogidos de un objeto que alguien ha tocado o de olor recogido directamente de una persona.

Sus resultados muestran que, al final de un programa de entrenamiento de 24 meses, los perros son capaces de reconocer el olor de un individuo en el 80-90 por ciento de los casos y nunca se confunden con la de otro individuo. Este alto nivel de precisión garantiza resultados fiables en las pruebas judiciales de identificación de olor humano. Además, los datos del estudio deberían convencer a las autoridades policiales para utilizar estos resultados como evidencia forense oficial (cuando los perros están entrenados adecuadamente).

• Más información: Estudio de fiabilidad de perros policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook