Perros con miedo a los ruidos (fuegos artificiales, tormentas…)

Uso de respuestas conductuales y fisiológicas para evaluar la sensibilidad al sonido en perros

El estrés en el perro está en boca de todos

Los perros sensibles al sonido tienen respuestas exageradas a los estímulos sonoros que pueden afectar negativamente el bienestar del animal.

Las reacciones conductuales combinadas con la respuesta al sonido implican un marcado desequilibrio autonómico hacia el predominio simpático y la liberación de cortisol.

El objetivo del presente estudio fue evaluar, en el laboratorio, la modulación autonómica cardíaca utilizando análisis de variabilidad de la frecuencia cardíaca (FC), niveles séricos de cortisol y parámetros conductuales en respuesta a sonidos de fuegos artificiales en perros con antecedentes de miedo a estos ruidos fuertes.

En base a estos datos, y combinando medidas cualitativas y medidas categóricas, se propone un índice breve y un índice completo de sensibilidad al sonido en perros.

Seis perros de propiedad privada sin “miedos” y otros doce perros con una historia de sensibilidad al sonido de fuegos artificiales
El estímulo sonoro consistió en una grabación estandarizada de fuegos artificiales (180 segundos de duración) con una intensidad máxima de 103-104 dB.

Los intervalos cardíacos se registraron utilizando un medidor de frecuencia (modelo Polar® RS800CX) para evaluar el VFC, y los datos adquiridos se procesaron utilizando el software CardioSeries 2.4.1.

Veintiún parámetros conductuales se analizaron cuantitativamente por tiempo, frecuencia o categóricamente por puntajes y se agruparon en categorías conductuales de excitación, miedo, relajación y “otros”.

El cortisol ¿no cambia?, el resto de parámetros sí
Los perros sensibles al sonido habían exacerbado las respuestas autonómicas al estímulo sonoro en el laboratorio en comparación con los perros no sensibles, con una relación mayor de LF / HF que sugería un desequilibrio autonómico hacia el predominio simpático, pero los niveles de cortisol eran similares entre los perros sensibles y no sensibles.

Los perros sensibles al sonido mostraron respuestas pronunciadas para los parámetros: alerta y atención, sonido de búsqueda, sobresalto, temblores, escondidas, escapadas y respuestas menos intensas para los parámetros de descanso y guiño / sueño.

Además, las categorías conductuales de excitación, miedo, relajación (falta de) y LF / HF se correlacionaron con la percepción del cuidador de la sensibilidad al sonido de los perros.

No solo el índice corto de sensibilidad del sonido (excitación de categorías conductuales, miedo y relajación y relación LF / HF) sino también el índice completo de sensibilidad al sonido (todas las categorías conductuales, niveles de LF / HF y cortisol) estuvieron altamente correlacionados con la respuesta de miedo en casa.

Estos índices pueden contribuir al desarrollo de estrategias para tratar perros sensibles al sonido. respuestas huidas y menos intensas para los parámetros descanso y guiño / sueño.

• Más información: Estudio completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook