“Cansar al perro” ¿es la solución o el problema?

Cansar al perro, una mala filosofía

Artículo original de Real CEPPA, reproducido con su autorización. Fotos archivo.

Lo escuchamos prácticamente todos los días: “voy a sacar al perro a ver si se cansa un poco; está muy nervioso, hay que cansarle; lo que pasa es que no le cansas suficiente…”, etcétera.

Y también vemos cada vez a mas gente corriendo, montando en bici, etcétera con sus perros asfixiados, sufriendo detrás de ellos (hemos visto de todo: yorkshires al borde del colapso por no poder seguir el ritmo de sus compañeros de fatigas; perros que, a pesar de estar lesionados, tienen que seguir corriendo; un bulldog francés tumbado a la sombra, mientras “su runner” va y viene intentando convencerle de que es mejor morir corriendo que vivir descansando; una señora tirando la pelota millones de veces a sus perros, con una especie de palo, con el que ni siquiera le hace falta agacharse (perros que, por otra parte, morirían antes de dejar de ir otra vez a por ella)…

¿Cansancio es felicidad?
Nos han inundado con la idea de que para que nuestro perro esté “equilibrado y feliz” hay que cansarle sea como sea (cintas de correr, bicicleta, patines, motos….) pero ¿nos hemos parado a pensar si cansar a nuestros perros sirve para algo? ¿podría ser, incluso, que hacerlo sea perjudicial para ellos?

Es muy distinto permitir o favorecer el que nuestro perro haga ejercicio físico que obligarle a hacerlo
Cada perro tiene sus necesidades, sus gustos, sus días… por lo que pensar que los perros tienen que cansarse para después estar tranquilos y equilibrados en casa, ya es un mal punto de partida.

Desde luego, es muy efectista mostrar “la mejoría” de un perro, al que no se le saca a pasear y que “nos está haciendo la vida imposible”, por el simple hecho de sacarle media hora enganchado a nuestra bicicleta.

Supuestamente, al llegar a casa tenemos un perro mas equilibrado, pero lo que tenemos realmente es un perro cansado que, algunas veces (no siempre, ni mucho menos) necesitará algún tiempo para reponerse, dando la sensación de estar relajado

¿Y que pasa después? Pues que, muchas veces, tendremos al mismo perro de siempre pero en otros muchos casos tendremos a un perro aún mas estresado (al que le cuesta “bajar de vueltas”, que tiene dolores musculares, irascibilidad, etc.) pero no seremos capaces de relacionarlo y, como siempre que las personas tenemos problemas con nuestros perros, llegaremos a la conclusión de que nos ha tocado “el perro difícil” en el reparto.

Correr sí, pero no por obligación
Como regla general, en todo caso, nuestros perros deberían correr “a demanda”, es decir, en un paseo, normal, el perro debería elegir cuando quiere jugar con un perro, cuando quiere correr, etc. pero, como decimos siempre, con los perros no hay reglas universales ¿tenemos un perro sedentario al que le vendría muy bien correr un poco?

Perfecto, ayudémosle y fomentemos que se mueva un poco ¿tenemos un perro al que le va la marcha y lo que mas le gusta es correr con nosotros? Perfecto también, pero ¿ y si resulta que, por ejemplo, eso que le gusta tanto le viene mal y luego en casa está como una moto? Ya no es tan perfecto…

Son muchos los perros que, desde cachorros, “son cansados”, pudiendo generarles problemas físicos al mismo tiempo que se van moldeando perros “hiperactivos” acostumbrados a un nivel de actividad demasiado alto e incapaces de permanecer tranquilos. Sería mucho mas sano, mas útil y mas fácil aprender a relacionarnos con nuestros perros, realizar ejercicios de olfato, no meterles prisas en los paseos….

El conocimiento de nuestros perros, de sus gustos, sus debilidades, sus reacciones, que no están tan marcadas por la raza ni serán siempre las mismas a lo largo de sus vidas, es la clave para saber que es lo que éstos necesitan.

Calendario Mondioring 2015/2016

Por el contrario, la filosofía de cansar al perro, normalmente, no nos traerá mas que problemas, lo que no quiere decir que no podamos compartir horas de deporte con nuestro perro si es lo que nos gusta y nos viene bien a los dos…

No nos equivoquemos, un perro cansado no es un perro tranquilo y equilibrado, es simplemente un perro cansado
¿Permitir a nuestro perro que se ejercite, motivarle para que lo haga o compartir tiempo de deporte con él? Teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente, puede ser una gran forma de ayudar a nuestro perro, de mejorar el vínculo, su salud, etc.

¿Cansar al perro? Una mala filosofía, sin ninguna duda…

Y recuerda lo más importante…. ¡No te olvides de disfrutar de tu perro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook