Collares de actividad para perros, un peligro para la privacidad

Los collares de actividad para perros pueden esconder «peligros» ocultos

Estos collares de actividad para perros son un «todo en uno» que incluye: rastreadores GPS, sensores RFID, sensores de movimiento, acelerómetros, Bluetooth, cámaras, antenas y transmisores. Los dispositivos inteligentes permiten el monitoreo continuo del movimiento del cuerpo, junto con la medición de los sistemas biomecánicos y fisiológicos del cuerpo. También permiten a los usuarios registrar su comportamiento.

El estudio de la Universidad de Bristol, ha encontrado que…
El uso cada vez mayor de accesorios para mascotas hace que sea importante comprender qué nuevas amenazas para la privacidad conlleva su uso.

Sabiendo que los humanos generalmente coexisten con sus mascotas en una relación muy estrecha, es razonable suponer que la captura de datos de una mascota revelará información sobre el propietario. Comparable, por ejemplo, con rastrear un teléfono.

En una charla TED en 2012, Malte Spitz destacó hasta qué punto las compañías de telecomunicaciones móviles registran, rastrean y utilizan los metadatos que sustentan el uso de este dispositivo personal. Por ejemplo, por el seguimiento del teléfono móvil del usuario… Ahora se sabe que el seguimiento de un teléfono móvil equivale a rastrear a sus usuarios.

El usuario y el teléfono está claro, pero el seguimiento de los datos de mascotas recopilados por los collares de actividad para perros, de manera similar, puede revelar una imagen detallada de los hábitos y el paradero de sus dueños.

Para complicar las cosas, un propietario en este sentido puede prácticamente ser más que una sola persona. Por ejemplo, diferentes miembros de una familia que interactúan con su mascota, un cuidador temporal de perros o gatos, o incluso un veterinario, todo puede reflejarse en los datos del collar de la mascota.

Lo que averiguó el estudio sobre collares de actividad para perros
Para cada dispositivo, determinaron sistemáticamente qué datos capturan de la mascota y sus propietario.

El análisis fue realizado por dos de los autores, quienes manualmente extrajeron los datos mencionados en la sección de cada política sobre recopilación de datos. Esto se repitió para reducir los sinónimos triviales (por ejemplo, «iniciar sesión» e «inicio de sesión» es el mismo).

Cualquier término en el que fuera ambiguo en cuanto a qué era exactamente capturado y si diferentes términos se relacionarían con los mismos datos (por ejemplo, «datos de actividad» y «Datos de ejercicio») se dejaron por separado.

Solo consideraron los datos recopilados por el servicio / dispositivos ellos mismos, no los datos recopilados por terceros como, por ejemplo, la capacidad para vincular con una cuenta de Facebook, lo que daría como resultado un mayor alcance de la recopilación de datos.

El conjunto final de términos que describen los datos capturados se verificó con cada política de privacidad, observando si la política menciona explícitamente la captura de dichos datos.

Este proceso se realizó por primera vez en diciembre de 2017 y se repitió en junio de 2018 para evaluar si la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) provocó cualquier actualización de políticas y, potencialmente, aclaraciones adicionales sobre los datos capturados.

El resultado es que solo seis de los dispositivos parecen haber actualizado su política de privacidad desde entonces, o cerraron antes de que llegara el RGPD. Aquellos sin políticas actualizadas generalmente tienen una última fecha de modificación (si está disponible)
entre 2015 y 2017.

Sin embargo, varias políticas que carecen de una última fecha de modificación están desactualizadas, declarando el cumplimiento de la legislación ahora reemplazada, como la Ley de Protección de Datos de 1998, el precursor de la implementación del RGPD en el Reino Unido.

Los problemas generales  pueden exacerbarlos, como los datos de acceso, (por ejemplo,  una de las políticas de privacidad señala que «[los datos recopilados] generalmente no están disponibles para ¨clientes para su propio acceso directo «) y eliminación de datos (por ejemplo, la inserción de otro dispositivo en una cláusula condicional «cuando corresponda» a cualquier solicitud de modificación de datos personales).

El paseo con el perro reduce las enfermedades coronarias o diabetes.

No coincide lo que afirman cuando se comercializan los productos y qué datos rastrean
Hay una falta de coincidencia entre el marketing de los productos y su recopilación de datos de dos maneras: por un lado, capturan más de lo que cabría esperar y, por otro lado, no detallan capturar datos clave que uno esperaría ser capturados, como la ubicación por un dispositivo rastreador de ubicación.

Para describir el primer tipo de desajuste, dirigieron la atención a aquellos dispositivos que son comercializado explícitamente como rastreadores de actividad o estado físico sin capacidades de rastreo de ubicación, pero, mediante el uso de su aplicación relacionada, terminan rastreando la ubicación de sus propietarios.

Por ejemplo, un de los collares de actividad para perros que  se comercializa a los consumidores indicando, entre otros, «No tiene GPS y no rastrea la ubicación de su perro en en tiempo real ”, sin embargo, rastrea la ubicación del usuario humano mediante la app asociada en el móvil

Como se argumentó anteriormente, debido a la estrecha relación entre los humanos y sus mascotas, específicamente perros, esto prácticamente significa que se rastrea la ubicación de un perro que usa este dispositivo.

Pero no es el único dispositivo que lo hace. Otro modelo de otro fabricante, responde de manera similar a si el dispositivo rastrea la ubicación de los perros con «No, es un monitor de actividad (caminar, correr, dormir, jugar, etc.) y no tiene GPS». Sin embargo, de manera similar, el software que lo acompaña rastrea la ubicación del usuario humano.

Este último modelo tien socios comerciales en áreas tales como “seguro de mascotas; alimentos para mascotas / suplementos / productos farmacéuticos; cuidado veterinario; Al por menor; investigación académica y de otro tipo «, así que la ubicación de perros y sus dueños pueden ser datos valiosos que los dueños no saben

• Más información: Estudio completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook