Nuestra referencia social para los cachorros

Presencia y efecto duradero de las referencias sociales en cachorros de perro

Adiestramiento de #perros, ¿Es más efectivo y fiable el aprendizaje social o el condicionamiento operante/clicker? La respuesta te sorprenderá.

Estudio de: Claudia Fugazza, Alexandra Moesta, Ákos Pogány y Ádám Miklósi

La referencia social es el proceso mediante el cual las personas utilizan señales de las demostraciones emocionales de un interlocutor social para formar su respuesta a una nueva situación

La «referencia social» puede proporcionar ventajas, especialmente a individuos jóvenes e inexpertos, al favorecer una reacción apropiada a situaciones novedosas y al mismo tiempo evitar los riesgos del aprendizaje por ensayo y error.

Si bien hay evidencia de referencias sociales de humanos en perros adultos, Canis familiaris, la ontogenia de este comportamiento no ha sido investigada.

Además, no se sabe si los perros adquieren alguna información durante tales interacciones y la recuerdan más tarde, cuando se encuentran con una situación similar.

Un porcentaje importante de las displasias (de codo y cadera) se pueden evitar

En el estudio se probaron cachorros de perro de 8 semanas de edad ( N = 48) de varias razas exponiéndolas a un estímulo novedoso en presencia de interlocutores sociales humanos o específicos.

Con humanos, se probó el efecto de diferentes señales emocionales expresadas por el informante. Con otros perros, se probó si la presencia de la madre del sujeto o un perro desconocido afectaba el comportamiento hacia el estímulo.

Los cachorros alternaron su mirada entre el estímulo y el interlocutor social (aspecto referencial) con todos los compañeros.

Los cachorros probados en presencia de un humano que expresa señales emocionales positivas hacia el estímulo tenían más probabilidades de acercarse a él que los cachorros probados con un humano que expresa señales emocionales neutrales (regulación conductual).

Es importante destacar que este efecto aún era evidente después de un retraso de 1 hora, cuando los cachorros se probaron solos.

Los cachorros evaluados en presencia de su madre tenían más probabilidades de acercarse al estímulo que los cachorros evaluados solos o con un perro desconocido.

Los resultados de este estudio muestran que la capacidad de referencia social se desarrolla temprano en la ontogenia de los perros de compañía, ya que está presente a las 8 semanas. La valencia de las señales emocionales proporcionadas por un interlocutor social humano y la presencia de la madre afectan el comportamiento de los cachorros expuestos a situaciones novedosas, incluso después de un retraso.

• Más información: Animal Behaviour.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook