Mantrailing, una actividad canina en crecimiento

La especialidad del mantrailing consiste en seguir el rastro de una persona concreta a través de su olor individual, mediante la utilización de perros rastreadores

Mantrailing, una actividad canina en crecimiento.

En realidad no es una práctica nueva, porque este tipo de rastreo cuenta con más de un siglo de existencia, a pesar de que en España no ha sido una actividad habitual.

Mantrailing: Del trabajo real al deporte
En la actualidad el Mantrailing cuenta con numerosos adeptos y cada día se percibe mayor afición.

Se trata pues de una práctica que si bien ha nacido como una necesidad -encontrar fugitivos escapados de las cárceles o de los campos de cultivos, durante el período de esclavitud- o de la búsqueda de delincuentes y/o personas extraviadas, en la actualidad se siguen formando perros destinados a los grupos de búsqueda y rescate, así como para las fuerzas de seguridad del estado, para la búsqueda de personas.

Así mismo, se lleva a cabo la práctica del mantrailing por una gran cantidad de aficionados a los perros en general. Esta última vertiente está abierta a todo tipo de razas de perros así como a los perros mestizos igualmente.

Se trata, por lo tanto, de realizar una actividad altamente favorable para el bienestar canino. Además de los numerosos beneficios que aporta esta práctica a los perros, lo hace igualmente con los guías, debido a que éstos van siempre detrás del perro, sujetando una correa que suele ser de unos diez metros.

Por lo tanto, los guías recorren las mismas distancias que sus compañeros caninos y le es “obliga” a realizar un ejercicio muy saludable.

Estamos, sin duda, ante uno de los oficios o los deportes, según se quiera enfocar, con más futuro para el mundo canino. Todos los deportes caninos en los cuales intervenga el olfato del perro, suelen ser beneficiosos para su equilibrio, pero la práctica del mantrailing añade un plus, al ser una actividad que se realiza prácticamente siempre al aire libre y en lugares diferentes.

La especialidad del mantrailing consiste en seguir el rastro de una persona concreta a través de su olor individual, mediante la utilización de perros rastreadores.

Fegma, punto de encuentro de los aficionados al Mantrailing
Fegma (Federación Española de Grupos de Mantrailing), comienza a gestarse en el año 2015, posteriormente ha sido dada de alta en el año 2017 y es en el año 2019 cuando da el salto definitivo de cara a la celebración de las primeras pruebas de homologación. En el año 2019 realiza más de noventa exámenes de homologación, desde los niveles más asequibles, nivel básico, hasta el nivel avanzado.

Estos exámenes han sido superados de manera satisfactoria, por un total de cincuenta y tres binomios, repartidos entre los grados básico y nivel III o avanzado.

El reglamento de FEGMA cuenta con cinco niveles diferentes, que van des desde el grado básico -pistas de veinte minutos de antigüedad- hasta el nivel cuatro o profesional -pistas de ocho a doce horas, sobre superficie natural, o de tres horas de antigüedad sobre superficies duras o rastro urbano-.

A día de hoy el nivel más alto, superado por un binomio, ha sido la primera parte del nivel III o avanzado, en su vertiente de rastro sobre superficies naturales -para superar este nivel, es necesario aprobar otra prueba similar y dos más sobre superficies duras. Estamos, sin duda, ante uno de los reglamentos más exigentes del mundo del mantrailing.

Todas las pruebas de Fegma, deben ser superadas en DOBLE CIEGO y además no es suficiente con superarlas una sola vez. Todos los niveles, excepto en básico, deben ser superados dos veces, contando con un comité de evaluación diferente para cada una.

En el primer fin de semana del mes de julio, Fegma ha celebrado sus primeras jornadas de convivencia, organizadas por el grupo Mantrailing A Estrada, de Galicia.

Dentro del programa de actividades, se ha contado con diversos ejercicios como: búsqueda de un fugitivo, partiendo desde un vehículo. Ejercicios de discriminación olfativa, rastreo sobre superficies duras, rastreo simultáneo, con varios perros a la vez, y transporte y salvamento de perros a través de sistemas específicos -tirolina, etc.-.

Han participado en estas jornadas, un total de dieciséis guías y catorce perros pertenecientes, a su vez, a siete grupos llegados de diversos lugares de la geografía española: El Clan del Lobo de Asturias, Let K9 Mantrailing de Gibraltar, Trail Amigos del Mantrailing de Madrid y los grupos gallegos, Mantrailing A Estrada, Mantrailing Rías Baixas, Pasakan K9 y The Crawlers.

En el primer fin de semana del mes de julio, Fegma ha celebrado sus primeras jornadas de convivencia, organizadas por el grupo Mantrailing A Estrada, de Galicia.

En la actualidad, FEGMA ha superado el centenar de socios y cuenta con diecisiete grupos de trabajo inscritos. Estamos, sin duda, ante el mayor colectivo en torno al mantrailing en este país, y trabajamos con esmero para mantener un alto nivel de exigencia en la práctica del mantrailing en España, así como propiciar un acercamiento a todas aquellas personas que deseen adentrarse en el increíble mundo de los perros rastreadores de personas.

• Más información: Si te gusta rastrear, este es tu sitio: FEGMA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

Tu tienda de Mondioring, IGP y trabajo canino

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook