Morfometría y morfología de la fosa craneal rostral en perros braquicefálicos

Estudio sobre hidrocefalia en perros braquicéfalos

Bulldog francés, perro braquucéfalo.

La hidrocefalia ocurre con mayor frecuencia en individuos braquicefálicos de diferentes especies. Es necesario un análisis detallado de la fosa craneal rostral (región de salida del líquido cefalorraquídeo) para comprender las causas que conducen a la hidrocefalia en muestras con cráneo acortado.

El objetivo del estudio fue determinar la morfología y morfometría de la fosa craneal rostral en perros braquicefálicos
Se examinaron los cráneos de 126 perros de diferentes razas y morfotipos mediante tomografía computarizada. Se realizaron mediciones lineales y volumétricas en la región de la fosa craneal rostral y la base del cráneo.

En los perros braquicefálicos hay un acortamiento de la fosa craneal rostral que está relacionado con la reducción de volumen de esta región.

Existen diferencias claras en la forma de la base del cráneo entre los perros braquicefálicos y otros morfotipos.

Basado en el concepto tradicional de circulación del líquido céfalo raquídeo (LCR), el LCR debe fluir a cierta distancia del sitio de producción antes de alcanzar la placa cribiforme y el espacio perineural del nervio olfatorio.

Las observaciones en ratas indican que una parte considerable del LCR fluye rostralmente a lo largo de la base del cráneo hasta la placa cribiforme y el deterioro de este flujo al nivel de las cisternas basales conduce a la hidrocefalia.

La gravedad del agrandamiento ventricular es proporcional al grado de alteración del flujo de LCR a través de la placa cribiforme. De manera similar, las cirugías en la base del cráneo en humanos que conducen a cicatrices en esta región resultan en hidrocefalia en aproximadamente 1 de cada diez pacientes.

Se puede suponer que deformidades específicas de la región de la base del cráneo pueden, hipotéticamente, causar alteraciones en el flujo de LCR.

El ángulo RMCFA en perros con un cráneo acortado es mucho más bajo que en otros perros. Eso significa que el punto DPB, que corresponde al RCF, está desplazado dorsalmente con respecto a la placa cribiforme y la fosa craneal media. Curiosamente, se hicieron observaciones similares en humanos con síndrome de Apert, donde se observó una elevación de la cresta esfenoidal, que forma el borde entre la fosa craneal y media.

Morfometría y morfología de la fosa craneal rostral en perros braquicefálicos.

Conclusiones
Los resultados indican que hay acortamiento y desplazamiento dorsal del cuerpo del hueso presfenoides en individuos de perros braquicéfalos. El acortamiento del hueso presfenoides se correlaciona con la reducción del volumen de RCF.

Algunas de estas observaciones son similares a las realizadas en humanos con síndromes de Crouzon y Apert. Los paralelismos mencionados y la aparición más frecuente de hidrocefalia en personas con cráneo acortado fomentan más investigaciones sobre la circulación de LCR en la región de RCF.

• Más información: Estudio completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

Tu tienda de Mondioring, IGP y trabajo canino

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook