Pienso natural KNINE

Los perros juegan más si hay «espectadores» humanos

La atención del propietario facilita el juego social entre perros (Canis lupus familiaris): evidencia de un efecto de audiencia interespecífica

Problemas con los perros en vacaciones

Los perros domésticos son una especie muy juguetona que evidentemente es sensible al estado de atención de sus congéneres y de los humanos.

Dado que el entorno social de un animal puede influir en el juego, los efectos de la audiencia pueden catalizar el juego social.

Si bien investigaciones anteriores han demostrado que la atención intraespecífica mantiene el juego social en las díadas perro-perro, se desconoce si la atención interespecífica (específicamente, humana) mantiene el juego social entre perros.

El objetivo en el presente estudio fue examinar si existe una relación entre la disponibilidad de atención humana y el juego social en los perros domésticos.

Así se hizo el experimento
Las díadas familiares perro-perro fueron expuestas a tres sesiones, cada una de las cuales consistía en tres condiciones experimentales que diferían en el grado de disponibilidad de atención del propietario.

Los niveles observados de juego social fueron significativamente más altos durante las condiciones en las que un propietario atento estaba presente que durante las condiciones en las que un propietario estaba distraído o ausente.

Además, este efecto se mantuvo a lo largo de sesiones cuando se repitieron. Esta es la primera evidencia experimental de un efecto de audiencia interespecífica que facilita el juego social en perros domésticos.

La disponibilidad de la atención del cuidador puede ser una explicación próxima del juego social en los cánidos que tienen historias ontogenéticamente ricas con los humanos y también retienen el comportamiento neotonizado como adultos.

Posibles explicaciones
La atención del propietario puede ser un refuerzo para el perro, lo que significaría que el juego se ve reforzado por la atención del propietario.

O el juego puede ser el resultado de una mayor excitación fisiológica causada por la atención del propietario.

Es posible que el juego hubiera sido reforzado en el pasado por otros premios

Jugar podría ser una forma de competir por la atención del propietario.

Es posible que la presencia del dueño mejore los sentimientos positivos de los perros, quizás un aumento de oxitocina que resulte en un estado emocional general más positivo en el perro

En cualquier caso, de momento son hipótesis, se necesitan más investigaciones para aclarar los mecanismos que contribuyen a la relación entre la atención interespecífica y el juego social en estas poblaciones y establecer una comprensión más completa del comportamiento de juego en los animales.

• Más información: Estudio de Lindsay R. Mehrkam y Clive D. L. Wynne publicado en Animal Cognition, ver artículo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural KNINE