Pienso natural KNINE

Las personas mejoran su estado de ánimo gracias a la convivencia con mascotas

Múltiples estudios revisados por Purina afirman que los animales de compañía tienen un impacto positivo en la sociedad y numerosos beneficios en la salud mental y estado anímico de las personas

Las personas pueden mejorar su estado de ánimo gracias a la convivencia con mascotas.

La cuesta de enero es un momento que, sin duda, puede ser complicado para muchas personas. La vuelta a la rutina tras las vacaciones de Navidad, el clima frío de invierno y otras cuestiones que nos afectan contribuyen en que el estado de ánimo general esté más decaído. Tal es así, que en 2005 un profesor de la universidad de Cardiff, Cliff Arnall, determinó el tercer lunes de enero como el Día más triste del año, también conocido como Blue Monday.

Para intentar afrontar este Blue Monday de la mejor manera, desde Purina recomiendan pasar el día rodeado de mascotas
Y es que, tal y como apuntan los estudios científicos que la compañía lleva recopilando desde 2015 para demostrar el impacto que genera el vínculo humano-animal, hay existen sólidas evidencias de que interactuar y convivir con animales tiene múltiples beneficios para la salud mental.

Y es que las personas que viven con animales experimentan la alegría que transmiten las mascotas de manera innata día a día. Pues tienen un efecto positivo en las personas a nivel indidual pero también contribuyen con múltiples beneficios en la sociedad general. A continuación, los expertos de Purina detallan algunos de los principales motivos por los cuales convivir con animales, mejora el estado de ánimo:

Mejoran la autoestima y la autoconfianza: gracias a sus efectos motivacionales, los animales ayudan a fomentar estos aspectos, sobretodo en niños, adolescentes o personas mayores que pueden sentirse tristes, deprimidos o mostrar cierta agresividad como consecuencia de inseguridades o ansiedad.

Son un gran apoyo emocional para las personas: los animales influencian de manera muy positiva a personas mayores, que viven solas o sufren episodios o trastornos de depresión. El hecho de convivir con una mascota hace que la persona tenga ciertas responsabilidades como salir a pasear, marcarse rutinas o establecer tareas de cuidado al animal, aportando un propósito, lo que fomenta la mejora anímica.

Ayudan a sociabilizar y relacionarse: los animales, y los perros en concreto, tienen un comportamiento que facilita la interacción. Gracias a ellos, sobre todo a la hora de los paseos, es más fácil establecer vínculos positivos entre personas, lo que repercute directamente en el estado de ánimo.

Así, los animales contribuyen a que las personas vivan con un estado de ánimo más positivo y combaten directamente la tristeza que se pueda sentir en días donde todo se ve más gris, como el Blue Monday. Todas las personas que conviven y comparten su vida con mascotas, son testigos que junto a ellas, los días son mejores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pienso natural KNINE