Pienso natural KNINE

Anteproyecto de Ley de Protección Animal no satisface a los animalistas

PACMA advierte que el Anteproyecto de Ley de Protección Animal discrimina y no protege a los perros de caza

Anteproyecto de Ley de Protección Animal discrimina y no protege a los perros de caza.

El Partido Animalista PACMA advierte que, según la nueva versión filtrada del Anteproyecto de Ley de Protección Animal elaborado por la Dirección General de Derechos de los Animales, los perros utilizados para caza, guarda o pastoreo quedarían relegados a un apartado que exime a sus titulares de las obligaciones que sí se impondrán al resto de ciudadanos.

En la nueva versión del borrador se ha incluido una sección titulada “Perros utilizados en actividades que se desarrollan en el medio rural” que establece excepciones sobre estos animales. Esto les otorgaría un nivel de protección menor y «privilegiaría a sus explotadores eximiéndoles de responsabilidades», según PACMA.

En palabras de la formación animalista, se ha desoído de forma sistemática a la sociedad española, que lleva «mucho tiempo mostrando su rechazo a la utilización de animales como herramientas de caza» así como al Parlamento Europeo, que expresó recientemente su preocupación al Gobierno español por el trato que se da en nuestro país a estos animales que está en contradicción con los valores europeos».

«Les advirtieron que no hay nada que justifique que se les dé un amparo legal diferente al del resto de animales considerados de compañía, y que no se les está protegiendo del sufrimiento, abandono y maltrato por parte de quienes los explotan», explica Eva Ramos, asesora jurídica de PACMA.

Menos responsabilidades para cazadores, pastores y ganaderos
Los titulares de perros utilizados en rehalas, pastoreo y guarda del ganado no estarían obligados, como sí lo estarían los titulares o personas que simplemente convivan con animales, a superar una formación en tenencia responsable reglamentada y realizar un curso de preparación.

Estos perros no estarían sometidos a los criterios de clasificación por sociabilidad, cumpliendo los mecanismos de validación de comportamiento y socialización que se determinarán reglamentariamente para el resto; estarán clasificados como “perros de manejo especial” (nueva denominación de perros potencialmente peligrosos), fuera de la actividad específica.

PACMA explica que en este borrador se impone la esterilización obligatoria para los animales de compañía que habitualmente permanezcan en espacios abiertos. Sin embargo, esto no se aplica a los perros de pastoreo y guarda de ganado.

Además de todo lo anterior, se exime expresamente a los titulares de estos animales de obligaciones establecidas para los responsables de animales utilizados en actividades profesionales tales como pasar revisiones veterinarias específicas anuales, estar en posesión de un certificado expedido por un veterinario colegiado acreditativo para el uso del animal o ajustarse a lo que reglamentariamente se establezca en relación a los horarios, lugares y medios de descanso de los animales utilizados.

Tampoco estarán obligados a no emplear a perros que no hayan cumplido los 18 meses de edad, hacerse cargo de los gastos y trámites derivados del cuidado de los perros que hayan cedido a entidades de protección o centros públicos de protección animal, contar con la titulación y formación requerida para desarrollar las actividades profesionales en las que estén implicados animales de compañía o que la actividad sea tenida en cuenta como una condición de trabajo más desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales.

Indignación del colectivo animalista por la ley que PACMA ha calificado como una «chapuza»
«Es inaudito»,, afirma Ramos, que expone que «en España, tenemos la mayor tasa de abandono de Europa, y el fin de la temporada de caza es una de sus principales causas».

En el resto de Europa, modalidades de caza como la montería con rehala están prohibidas por su extrema crueldad. El Partido Animalista apunta que, en este caso, el Gobierno central y los autonómicos no sólo no las prohíben, sino que las protegen y las fomentan y, ahora, lo que no hacen la mayoría de las leyes autonómicas de protección animal, lo pretenden hacer desde este Gobierno a través de la ley de ámbito nacional: dar un trato diferenciado a estos perros otorgándoles una menor protección y privilegiando a los que los utilizan y explotan.

PACMA anuncia que no permitirá que algo así suceda, y que esperará a que se abra el trámite de audiencia pública para presentar alegaciones e, incluso, solicitar la intervención de la Unión Europea.

«Ya está bien de que nuestro Gobierno, ahora a través de la Dirección General de Derechos de los Animales, no sólo permita sino que fomente que nuestro país siga a la cola de Europa en bienestar y protección animal, cuya legislación, como ya les advirtieron los eurodiputados, adolece de un enorme atraso respecto de la conciencia sobre protección y bienestar animal de la sociedad española», concluye Ramos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pienso natural KNINE