Pienso natural KNINE

Proyecto de ayuda bidireccional por la inclusión social y la adopción de perros

La Cátedra Animales y Sociedad y el Ayuntamiento de Parla inician un proyecto de ayuda bidireccional por la inclusión social y la adopción de perros

La Cátedra Animales y Sociedad y el Ayuntamiento de Parla inician un proyecto de ayuda bidireccional por la inclusión social y la adopción de perros.

Este programa actuará con jóvenes en situación de vulnerabilidad social y con animales que han sufrido maltrato o abandono, sentando las bases de una convivencia responsable y empatía hacia los mismos.

Los objetivos del proyecto son el de crear conciencia sobre la necesidad de una buena convivencia responsable interespecie, experimentar el rol de agente de cambio social para mejorar la situación de los perros implicados y acercar a los adolescentes hacia alternativas de ocio saludable

La Cátedra Animales y Sociedad de la URJC, en colaboración con Perruneando y la Concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Parla, ponen en marcha el proyecto “Echando una pata”, un programa de intervención social de ayuda bidireccional que se inicia hoy, 30 de marzo y que pretende actuar con jóvenes en situación de vulnerabilidad social y, por otra parte, con animales que han sufrido situaciones de abandono o maltrato, trabajando las bases hacia una convivencia responsable y empática hacia los mismos.

“Este proyecto de Intervención Social Asistida con Perros ofrecerá a los jóvenes de entre 12 y 16 años diferentes aprendizajes sobre el comportamiento y la naturaleza del animal, poniendo en práctica lo aprendido en las instalaciones del Centro de Protección Animal Municipal (CPAM) del municipio de Parla. Así, los usuarios del programa colaborarán en tareas de enriquecimiento ambiental de los patios del CPAM con el fin de mejorar el bienestar emocional y físico de los perros que allí viven, y participarán también en la sociabilización de alguno de estos animales, siempre y cuando se considere que puede ser beneficioso para ellos”, explica Nuria Máximo, directora de la Cátedra de Animales y Sociedad.

Objetivos del programa
De esta forma, a través de este programa se pretende lograr diferentes beneficios como el de promover una mejora en la salud y el ocio saludable mediante ocupaciones significativas, dotando a los participantes de conocimiento de la especie canina como seres que sienten y piensan y motivándoles a ser agentes divulgadores para el cambio necesario de la sociedad hacia estos animales, así como el de aportar un enriquecimiento ambiental a los perros del centro de protección animal de Parla mediante actividades que potencien las posibilidades de adopción de los animales que allí se encuentran.

El proyecto constará de dos fases de intervención
En la primera, los jóvenes trabajarán en un total de 6 sesiones grupales de 1 hora de duración con perros de intervención asistida con diferentes actitudes y caracteres, con el fin de desarrollar la cohesión de grupo y mejorar sus habilidades comunicativas y relacionales. “En este caso, utilizaremos el modelo de adiestramiento cognitivo emocional, en el que se tendrán en cuenta las cuatro dimensiones del comportamiento, como son el área física, cognitiva, social y emocional, para comprender las necesidades que tienen los perros”, puntualiza Beatriz Castejada, educadora canina y experta en IAA de Perruneando Madrid.

Posteriormente, en la segunda fase, se pondrá en práctica lo aprendido en relación al modelo de adiestramiento cognitivo emocional con perros seleccionados previamente del CPA del municipio, con el propósito de aumentar las posibilidades de adopción de estos animales y lograr un enriquecimiento ambiental del CPA.

Así, “Echando una pata” persigue los objetivos principales de crear conciencia sobre la necesidad de una buena convivencia responsable interespecie, ofrecer la oportunidad de experimentar el rol de agente de cambio social para mejorar la situación de los perros en un contexto de abandono, así como el de acercar a los jóvenes otras alternativas de ocio saludable mediante la participación social, teniendo en cuenta aspectos como la comunicación, las habilidades sociales o la empatía, factores de gran importancia en la etapa de desarrollo de los participantes del programa.

Por su parte, el Concejal de Bienestar Animal de Parla, José Manuel Del Cerro, subraya que “este proyecto se enmarca dentro de la línea de trabajo de concienciación sobre la convivencia y la tenencia responsable de animales” y concluye al respecto que “seguimos trabajando en distintos proyectos para hacer de Parla una ciudad referente en el Bienestar Animal, ya que cada vez es más necesario continuar desarrollando conocimientos y protocolos en relación a este tema”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pienso natural KNINE