Pienso natural KNINE

Diabetes canina: nuevos hallazgos

Nuevo tratamiento para perros con diabetes

Esas cosas que se tragan los perros... (que pueden ser muy peligrosas).

La protección de los islotes sin inmunosupresión sistémica ha sido un objetivo buscado durante mucho tiempo en el campo del trasplante de islotes. Los investigadores llevaron a cabo un estudio piloto de biocompatibilidad/seguridad en perros sanos seguido de un estudio de eficacia de búsqueda de dosis en perros diabéticos utilizando islotes caninos alogénicos microencapsulados con diacrilato de polietilenglicol (PEGDA).

Pasos previos y cómo se hizo el experimento
Antes de los trasplantes, la caracterización de los islotes caninos incluía los cálculos que determinaban el número medio de células/equivalente de islotes. Después de las mediciones de pureza, secreción de insulina y contenido de insulina, ADN y ATP, los islotes se encapsularon y se trasplantaron interperitonealmente a perros a través de un catéter, que se unía predominantemente al epiplón.

En los perros sanos, la mitad de las microesferas inyectadas contenían islotes caninos, la otra mitad del epiplón recibió microesferas PEGDA vacías.

Resultados mut prometedores
En el estudio de biocompatibilidad, los perros sanos recibieron dosis crecientes de células hasta 1,7 M de células/kg de peso corporal, pero no se registraron eventos hipoglucémicos y los perros no presentaron eventos adversos. En la necropsia, las microesferas se identificaron y describieron como claras con unión al epiplón.

Varios de los valores de química sanguínea que eran anormales antes de los trasplantes se normalizaron después del trasplante. Se hizo la misma observación para los perros diabéticos que recibieron dosis más altas de islotes caninos.

En todos los perros diabéticos, la insulina requerida para intentar controlar la glucosa en sangre se redujo en un 50-100 % después del trasplante, hasta que no se requirió insulina durante el transcurso del estudio de 60 días. Los perros no tuvieron eventos adversos y el monitoreo del comportamiento sugirió una actividad normal después de la recuperación del trasplante.

Conclusiones y consecuencias
El estudio proporciona evidencia de que los islotes caninos microencapsulados con PEGDA revirtieron los signos de diabetes en perros sin inmunosupresión y condujeron a estados de independencia de la insulina o redujeron significativamente los requisitos de insulina en los receptores.

• Más información: Estudio completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pienso natural KNINE