Pienso natural KNINE

Día mundial del perro: Beneficios de los perros en la sociedad

21 de julio: Día mundial del perro: Dingonatura identifica cómo pueden ayudar ofreciendo beneficios psicológicos, sociales y físicos

Día mundial del perro: Beneficios de los perros en la sociedad.

El 21 de julio se celebra el día del perro, una fecha creada para homenajearlos por la labor que hacen en la sociedad y por los beneficios psicológicos, sociales y físicos que ofrecen. Dingonatura, empresa de alimentos naturales para perros y gatos, identifica cómo pueden ayudar con su compañía o con la realización de terapias a mejorar la salud de los que se rodean de ellos debido a la conexión emocional que generan.

Mayor actividad física. Los perros necesitan pasear e incluso correr y esto implica que sus cuidadores deben dejar de lado el sedentarismo y practicar deporte para que sus canes estén activos.

Responsabilidad. Tener un perro implica cuidar de él y para ello se necesita disciplina y tener en cuenta que no pueden ser un capricho. En el momento en que el can entra en el hogar hay que hacerse cargo de él, identificando sus necesidades y cumpliéndolas. Además, su presencia ayuda a los más pequeños de la casa a ser responsables desde una edad temprana, ya que siempre quieren participar de su cuidado y se les enseña a hacerlo de la mejor manera posible.

Mejora del estado de ánimo. Convivir con un perro incrementa el autoestima de sus cuidadores además de reducir el estrés, favoreciendo el bienestar emocional. De igual modo, aporta beneficios en la interacción social porque pasear con ellos implica conversaciones con otras personas.

Reconocimiento de un estado deficiente de salud. Los perros son capaces de identificar, por ejemplo, niveles bajos de glucosa en personas con diabetes antes de que ellos mismos sean conscientes y alertar con cambios en su comportamiento para que se tomen medidas de forma inmediata.

Terapias asistidas con animales. Los perros se utilizan con fines terapéuticos en hospitales, residencias de ancianos o colegios, entre otros, para llevar a cabo estas prácticas que aportan diferentes beneficios psicológicos y clínicos en cada uno de los casos sobre los que actúan.

Son capaces de aliviar el aislamiento social de los pacientes depresivos que no se comunican ya que favorecen que se expresen y canalicen a través de los canes sus sentimientos​ con el fin de mejorar los niveles de estrés.

Estas terapias también presentan resultados exitosos en casos de autismo o de ansiedad, en los que se emplea a los perros para conseguir una mayor relajación en el ánimo del paciente y para ayudarlo a enfrentarse y a relativizar sus dificultades.

Los niños que padecen hiperactividad consiguen mejorar su falta de atención y concentración a través de la asistencia de estos animales.

En el caso del Síndrome de Down, en los pacientes que lo presentan suelen desarrollarse problemas de inseguridad y concentración y estas prácticas contribuyen a mejorarlos. En este sentido, la fundación Dingonatura lleva a cabo diferentes proyectos co numerosas asociaciones ya que el propósito de la misma es “el desarrollo de actuaciones e iniciativas que impulsen y promuevan el beneficio y rol de los animales en colectivos vulnerables y la sociedad en general”, reconoce Ana Chinarro, directora general de Dingonatura.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pienso natural KNINE