Pienso natural KNINE

Epilepsia en perros. El caso de Olivia (y II)

Epilepsia en perros. Tratamientos naturales

Epilepsia en perros. Tratamientos naturales

Ivana Alvarez y Jorge Muñoz son veterinarios especialistas en nutrición y homeopatía respectivamente. En el caso de Ivana, puedo dar fe que la alimentación natural aportó grandes beneficios a la salud de Olivia. Y Jorge es un profesional que dado sus conocimientos y experiencia con pacientes epilépticos nos demuestra, al igual que Ivana, que la medicina de 200 años atrás muchas veces funciona mejor que la que se prescribe hoy día.

A continuación te comparto sus respuestas a preguntas que puedes plantearte si convives con un perro que sufre convulsiones por epilepsia idiopática.

¿Qué beneficios aporta a un perro epiléptico el cambio de pienso a alimentación natural?

Es importante resaltar que todo ser vivo se beneficia del consumo de una alimentación natural.

Con natural nos referimos a evitar alimentos procesados, que suelen venir de la mano de harinas refinadas, antioxidantes artificiales, estabilizantes y otros aditivos alimentarios o tecnológicos sin función nutricional.

Particularmente, pacientes con cuadros convulsivos se ven muy beneficiados de una dieta natural, formulada acorde a su especie y patología, ya que no es posible lograr un buen equilibrio neuronal si el intestino está dañado.

“Particularmente, pacientes con cuadros convulsivos se ven muy beneficiados de una dieta natural, formulada acorde a su especie y patología, ya que no es posible un buen equilibrio neuronal si el intestino está dañado.” Ivana Alvarez, veterinaria especialista en nutrición.

El epitelio intestinal, su microbiota y el gran conjunto de nervios que allí se encuentran, tienen la capacidad de enviar señales inflamatorias al cerebro cuando se sienten afectados.
Sin dudas, agravando o creando un cuadro neurológico en el paciente.

Cada vez se conoce más sobre el papel de la microbiota intestinal en la neuroinflamación. Por lo que debemos abordar las patologías neurológicas desde el intestino también.

Ante un cambio a la alimentación natural, ¿a partir de qué momento se empiezan a ver resultados?

Lamentablemente los efectos no serán inmediatos.
El trabajo desde la nutrición radica en cambiar el estado inflamatorio de ese organismo afectado. Por lo que la mejoría puede tomar varios meses, pero con efectos que perdurarán en el tiempo.

El trabajo desde la nutrición radica en cambiar el estado inflamatorio de ese organismo afectado. Por lo que la mejoría puede tomar varios meses, pero con efectos que perdurarán en el tiempo.
Ivana Alvarez, veterinaria especialista en nutrición.

En ciertos pacientes pueden verse mejorías significativas frente a la eliminación de algunos ingredientes inflamatorios como el gluten. Pero dependerá de la causa de cada tipo de epilepsia.

A veces existen ciertos miedos en cambiar a una dieta Barf o cocida, ¿cuál es la mejor para un perro con epilepsia?
Una alimentación cruda con huesos (BARF), cruda sin huesos o cocida, todas son buenos modelos de alimentación, mientras que la única patología del paciente sea su epilepsia.

Para poder elegir la más adecuada debemos evaluar la totalidad del animal y su familia.

Las dietas crudas con y sin huesos presentan algunas restricciones bromatológicas según el hogar.
Por ejemplo, no las recomiendo ni indico en hogares con niños, ancianos, personas inmunodeprimidas o familias que no podrán dar la atención necesaria a la higiene.

También debemos considerar que algunos patógenos que pueden contaminar carnes, como neospora y toxoplasmosis, causan signos neurológicos.

Por lo que el consumo de carnes crudas en pacientes epilépticos debe contar con un manejo extra en cuidados y calidad de ingredientes.

Epilepsia en perros. Tratamientos naturales.

¿Cuáles son los alimentos a eliminar en dietas de perros con epilepsia?

En la búsqueda de la salud intestinal y del equilibrio neurológico es importante eliminar:
Gluten: proteína presente en alimentos como trigo, avena, cebada y centeno.

El motivo es que para poder ser absorbido, debe generar “aperturas” muy grandes entre cada célula intestinal. Por lo que, además del gluten, pueden ingresar bacterias patógenas y toxinas que debían mantenerse dentro del intestino.
Es un ingrediente muy común en los alimentos procesados para perros, por lo que es fundamental leer bien las etiquetas antes de cambiar de marca si no se puede migrar a una dieta natural formulada.

El aditivo Glutamato Monosodico (E621), también llamado GMS, Sal china, Ajinomoto, Umami.
Los solemos encontrar en chacinados, salchichas y similares. No suele estar presente en alimentos completos para perros, pero podría estar en algún snack o comida para humanos que se utilicen a modo de premio.

Es importante eliminarlo de la dieta por su carácter excitatorio a nivel sistema nervioso, lo que podría desencadenar crisis convulsivas.

¿Cuáles alimentos deberíamos incluir?

Los siguientes alimentos contribuirán tanto al sistema nervioso como al sistema digestivo para mantener un equilibrio en su función:
– Aceite de coco.
– Antioxidantes: vitamina E (tocoferoles), como por ejemplo, las almendras y los polifenoles presentes en arándanos y frambuesas.
– Omega 3 (proveniente de aceite de pescado, krill o algas).
– Vitaminas del grupo B (se las encuentra en espirulina o levadura nutricional).
– Probióticos: en fermentos como el yogur, chucrut o kéfir. O de presentaciones comerciales.
Fitoterápicos y nutracêuticos:

Todos estos tienen efecto sobre ciertos neurotransmisores que a su vez son de tipo inhibitorio del sistema nervioso. Por lo que elevarían el umbral convulsivo, es decir, reducen la posibilidad de convulsiones.

Se consiguen en herbolarios o mediante preparados magistrales formulados por el veterinario que esté atendiendo al paciente.
– L-teanina
– Valeriana
– Kawa Kawa

Sobre Ivana Alvarez
Es médica veterinaria, MP 10.500, dedicada al área de la nutrición hace 4 años.
Eligió la especialidad en nutrición porque tiene la capacidad de ver al paciente y a su organismo como un todo. Entendiendo que cada posible patología no son partes separadas de un mismo cuerpo.
La alimentación tiene la capacidad de enfermar y sanar. Es la medicina más antigua que existe. Pero la vorágine de la actualidad y la tecnología nos hicieron olvidarlo. Es importante que la nutrición (de todos los seres vivos) vuelva a tomar el papel protagónico que merece.
Contáctala escribiendo un correo a info@ivanadeperros.com.

¿Cómo la homeopatía puede mejorar la calidad de vida de un perro con epilepsia?

A la epilepsia la podemos dividir en varias partes para acercar una propuesta médica.

Están las que son de origen cerebral y las que son extra cerebrales (hepáticas, renales, pancreáticas, intoxicaciones, etc.).

Las que son centrales a su vez se dividen en: lesionales cuya causa proviene de una lesión, y funcionales donde no hay lesión alguna.

Para todas ellas hay una solución homeopática.

Cerebrales y funcionales: no existe lesión visible, pero igual se desencadenan las convulsiones.

Son las que le complican la vida a los neurólogos porque son muy difíciles de manejar con fármacos, pero son las que mejor responden a la terapia homeopática, llegando algunas veces a curarse.

Para las lesionales probablemente haya que combinar tratamientos homeopáticos con alguna droga anticonvulsivante química a baja dosis.

Para las extra cerebrales son tantas y tan variadas que exceden este trabajo. Pero todas ellas tienen solución homeopática.

A la epilepsia la podemos dividir en varias partes para poder acercar una propuesta médica. Para todas ellas hay una solución homeopática.

Jorge Muñoz, veterinario especialista en homeopatía.
¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de empezar un tratamiento con un perro epiléptico?

Es muy importante encontrar la causa que desencadenó el problema. Muchas veces es de origen emocional. Una muerte, un accidente, un trauma mental, una intoxicación grave, un traumatismo, etc.

Esto lo llamamos “Causa Biopatográfica”.

Luego, individualizar al paciente, ya que los tratamientos homeopáticos son personalizados.

Debemos conocer y estudiar perfectamente al animal que padece epilepsia.

Para ello necesitamos saber cómo es su temperamento, su forma de reaccionar, su fisiopatología, su relación con el medio ambiente, su entorno familiar, etc.

Por último, debemos describir en detalle cómo es el ataque epiléptico. Cuánto dura, cómo pone la cabeza, la boca, los ojos, las patas. Si pierde o no el conocimiento. Qué hace antes del ataque (aura) y después del ataque.

Todo esto es fundamental a la hora de elegir el o los remedios anticonvulsivos homeopáticos.

Debemos conocer y estudiar perfectamente al animal que padece epilepsia. Encontrar la causa que desencadenó el problema. Describir en detalle cómo es el ataque epiléptico.
Todo esto es fundamental a la hora de elegir el o los remedios anticonvulsivos homeopáticos.

Jorge Muñoz, veterinario especialista en homeopatía.

¿Los pacientes que ya toman medicamentos anticonvulsivos pueden complementarlo con homeopatía?

Aquellos que vienen tomando antiepilépticos se les acopla el tratamiento homeopático perfectamente. A veces siguen con los dos, bajando la dosis del químico y otras se puede ir quitando de a poco.

¿A partir de qué momento se empiezan a ver resultados con un tratamiento homeopático?

Depende del caso.

Si tiene una convulsión por semana, se ve en un mes. Si tiene una por mes en tres o cuatro meses.

Hay que evaluar si vuelve a tener convulsiones o nunca más. Y si las tiene, si son iguales o de menor intensidad y duración, etc.

¿Cuáles son los miedos de los tutores en optar por un tratamiento homeopático?

Los que vienen a buscar homeopatía es porque los tratamientos tradicionales no les han solucionado nada y se entregan perfectamente. Por lo general, ya han visto comentarios de otras personas que están en tratamiento homeopático.

Los que son escépticos de la homeopatía no vienen, o si vienen no me interesan como pacientes, porque van a poner muchas trabas. La homeopatía no es para cualquiera.

¿Se puede complementar el tratamiento con un cambio en la alimentación?

La correcta alimentación del perro o gato es fundamental para complementar cualquier tratamiento.

Sobre Jorge Muñoz
Es médico veterinario recibido en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires en 1978. M.N. 3889.
Se recibió de Homeópata en 1985 en la Asociación Médica Homeopática Argentina.

Eligió la homeopatía por varios motivos.

El detonante como veterinario fue un caso de una perra ovejera alemán de 14 años postrada con displasia de cadera que inició un tratamiento homeopático y a los pocos días comenzó a caminar.

Cuando comencé a estudiar homeopatía vi que los remedios y la forma de prescribirlos eran los mismos desde hace más de 200 años. La respuesta a mi pregunta de si se cambiaban cada tanto me tranquilizó. “Si funcionan bien, para qué vamos a cambiarlos”. Así fue que ingresé en este nuevo mundo que me cambió la vida totalmente.

Contáctalo escribiendo un correo a homeopatia5@gmail.com.

Por Verónica Andrea Fernández Russo
Copywriter y redactora especialista en negocios caninos.
Cuando no escribo, estoy jugando o paseando con mi perra Olivia.
email: hola@doggycopywriter.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pienso natural KNINE