Pienso natural KNINE

Frutas y verduras que son buenas para perros y gatos (y las que no)

¿Es recomendable dar frutas y verduras a nuestros perros y gatos?

Frutas y verduras que son buenas para perros y gatos (y las que no).

Una ingesta frecuente de frutas y verduras aporta vitaminas, minerales y fibra.

En la dieta de nuestros peludos hay que evitar las cebollas, los ajos, el apio y el aguacate, entre otros
Las frutas y verduras son un alimento básico que debe formar parte de la dieta diaria de los humanos, pero, ¿qué ocurre con nuestros animales? ¿Pueden comer otros alimentos, además de los comerciales como las croquetas o latas? Al margen de la alimentación diaria que ofrezcamos a nuestros animales, las frutas, verduras y hortalizas son beneficiosas y deberían formar parte de la dieta ya que proporcionan nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y fibra, según la empresa de alimentos naturales para perros y gatos Dingonatura.

Cada vez son más las familias que apuestan por introducir otro tipo de alimentos naturales y así ofrecer a sus perros una alimentación variada, sin conservantes artificiales, contribuyendo a un buen estado de salud y ayudando a prevenir enfermedades. Existen marcas de alimentos comerciales cuya filosofía es incluir en sus recetas ingredientes naturales y funcionales que contribuyan a la salud, pero esto no significa que no podamos incorporar a su día a día ingredientes frescos que disfrutarán y les aportarán nutrientes importantes.

¿Qué verduras puede comer mi perro?
Existe una amplísima gama de vegetales que pueden comer nuestros canes. Dingonatura, ofrece estas recomendaciones para saber qué verduras incluir en la dieta de tu perro y cuáles evitar por no ser seguras para su salud.

Por ejemplo, son recomendables las verduras de hojas verdes, como las espinacas, el repollo, las judías verdes, los guisantes o el brócoli. Respecto al brócoli y otras crucíferas, su consumo ha de ser controlado y siempre cocinadas ya que son muy ricas en vitamina K, que juega un papel importante en la coagulación, y en sustancias bociógenas, compuestos que alteran la actividad del tiroides. Por tanto, no son la opción más recomendable en individuos con problemas de coagulación, medicados con anticoagulantes, con hipotiroidismo o en época de crecimiento. Una opción frecuente y segura, que ofrece una buena carga de antioxidantes y vitaminas, son las zanahorias y la calabaza, o cualquier fruta y hortaliza de colores amarillos y anaranjados.

Veterinarios y expertos en nutrición animales recomiendan introducir rutinariamente estos alimentos frescos cargados de betacarotenos como fuente natural de fibra para el organismo, un aliado esencial contra el estreñimiento y para favorecer la saciedad. Así mismo, los betacarotenos de frutas y verduras rojas, amarillas y anaranjadas son útiles como fuente de Provitamina A en perros, no así los gatos, ya que estos últimos al ser carnívoros necesitan fuentes animales de vitamina A.

Los alimentos completos comerciales, ya sean secos, semi-secos o húmedos, ya incluyen esos nutrientes, pero ingerirlos en su forma original es un plus a la dieta diaria que el organismo sabe aprovechar y agradecerá«, asegura Lucía Santo Tomás, responsable de Formación y Comunicación Técnica de Dingonatura.

Frutas recomendables
Por su alto contenido en vitaminas y antioxidantes, los perros pueden comer algunas frutas como las fresas, naranjas, sandías, melones, frambuesas, arándanos y plátanos. Su ingesta favorece funciones muy importantes del organismo que ayudan a un correcto funcionamiento. Además, tienen un efecto saciante y mejoran la hidratación interna.

No obstante, es imprescindible vigilar mucho la cantidad y la periodicidad de consumo, debido a la alta cantidad de azúcares que contienen, a pesar de estar compuestas por un alto índice de agua (un 80%).

También hay que evitar frutas con hueso, como las manzanas, peras y cerezas, por el riesgo de atragantamiento, y porque en su interior las pepitas pueden contener compuestos con cianuro en pequeñas dosis.

La mejor manera de ofrecer fruta es en trozos como si se trataran de snacks y premios, es decir, puntualmente a lo largo del día, entre comidas o como parte del juego y entrenamiento. Respecto a las verduras y hortalizas es recomendable informarse y saber que mientras muchas de ellas pueden ofrecerse crudas, otras es mejor presentarlas hervidas o escalfadas.

La piel de los vegetales presenta compuestos activos muy útiles para nuestros animales, pero tenemos que lavarlos muy bien porque pueden presentar pesticidas o microorganismos que afecten a su salud”, añade Santo Tomás.

Cebollas, ajos, apio y otros alimentos perjudiciales
En la dieta variada que prepararemos para nuestros amigos peludos debemos ser especialmente cuidadosos con determinados alimentos, como las cebollas, los ajos y el apio, ya que pueden derivar en anemias y ser tóxicas para los animales, ya que pueden contener una sustancia llamada tiosulfato.

Tampoco es aconsejable la ingesta de uvas y pasas en perros. Aunque hay disparidad de opiniones y recomendaciones entre los expertos, ya que el extracto de semillas de uva no ha causado problemas y es ampliamente empleado como ingrediente funcional, se desconoce el mecanismo de acción por el que estos frutos en su forma entera han causado fallos renales en perros. La sensibilidad en perros es muy variable en función de cada caso, por lo que es preferible siempre la precaución.

Por último, otro vegetal a evitar sería el aguacate
La sustancia responsable del cuadro tóxico que puede crear en animales es la persina, que puede provocar complicaciones digestivas, aumento de la frecuencia respiratoria e incluso la muerte. Su toxicidad es especialmente marcada en aves, caballos, cabras, ovejas y conejos. En perros y gatos no resulta altamente tóxico pero puede dar complicaciones, entre ellas pancreatitis agudas por su alto contenido en grasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pienso natural KNINE