La dermatitis atópica, la alergia canina

Los perros, al igual que muchas personas, sufren episodios de alergia debido a los alérgenos comunes que habitan en nuestro entorno

La dermatitis atópica, la alergia canina

Los perros, al igual que muchas personas, sufren episodios de alergia debido a los alérgenos comunes que habitan en nuestro entorno.

Los síntomas y el tratamiento es similar al nuestro, por lo que recurrir a un veterinario para ayudar a nuestro fiel amigo se presupone de vital importancia. Los veterinarios nos ayudarán a diagnosticar el problema de nuestra mascota y a recetarnos el tratamiento óptimo para ello. Sigue leyendo para conocer más a fondo sobre esta cotidiana enfermedad canina.

¿Qué es la dermatitis atópica?

Se trata de una enfermedad bastante común que también afecta a nuestras mascotas, sobre todo a los perros. En el caso de la dermatitis atópica canina (DAC), la enfermedad es visible a causa de la inflamación que sufre la piel, que además, viene acompañada de una hipersensibilidad muy molesta debida a la alergia que presentan frente a algunos componentes o alérgenos en el ambiente, como es el caso del polvo, el polen, hongos, fertilizantes, productos químicos, ácaros, plumas y un largo etcétera.

Se trata de una enfermedad de origen desconocido, pero poseen cierta predisposición aquellos perros que comparten ciertos componentes genéticos. Caso similar al que ocurre con la diabetes en las personas, por poner un ejemplo.

Para que esta enfermedad se desarrolle, es necesaria la presencia de los alérgenos citados anteriormente, independientemente de su componente genético. Algunos perros, según su raza, son más propensos que otros a padecer la dermatitis atópica. Los caninos que habitualmente presentan más facilidad para sufrir esta enfermedad son el Labrador Retriever, el Pastor Alemán, el Bóxer, el Bulldog Francés (mucho más que en el inglés) y el Sharpei.

Síntomas de la dermatitis atópica en los perros

La sintomatología en las diferentes razas es similar. La enfermedad suele presentarse a una edad temprana, normalmente entre los tres primeros meses y el medio año de vida, algo que con la edad suele hacerse cada vez más notable.

El síntoma más característico de los perros alérgicos es el continuo rascado en la piel. Debemos tener cuidado con esto, ya que los perros son propensos a coger pulgas o garrapatas, y es muy común que se rasquen con las patas.

Otro síntoma es el lamido repetitivo del perro en determinadas zonas, al igual que el frotamiento continuo de la cara contra muebles, paredes y todo tipo de objetos. 

El síntoma más inequívoco es, sin duda, la presencia de lesiones en la piel y cicatrices debido a infecciones. En estos casos observamos todo tipo de cortes, pústulas, costras o raspones por toda la piel.

El lagrimeo suele ser habitual en las mascotas que sufren esta enfermedad. Por otro lado, es fácil que padezcan de otitis (enfermedad auditiva), ocasionando irritación y picor en el conducto auditivo.

Por último, otro síntoma muy característico es la hiperqueratosis, es decir, el oscurecimiento y el engrosamiento de la piel, compuesta por queratina (proteína protectora).

Si tu mascota sufre todos estos síntomas o muchos de ellos, es aconsejable visitar el hospital veterinario Pamplona. Allí cuentan con los veterinarios más experimentados y con la tecnología más avanzada para cuidar de la mejor forma posible de nuestro mejor amigo.  

Tratamiento de la dermatitis atópica en los perros

Los veterinarios serán los encargados de facilitarnos el tratamiento más adecuado para nuestra mascota. Y sí, decimos tratamiento ya que esta enfermedad lamentablemente no tiene cura. El tratamiento disminuirá la sintomatología de nuestro perro, haciéndole la vida más fácil y placentera.

El tratamiento consiste en una serie de pautas como:

  • Champú específico para perros con problemas en la piel.
  • Desparasitación externa del animal. Con esto evitaremos que pueda complicarse la enfermedad debido a infecciones en la piel provocada por los parásitos.
  • Alimentación adecuada. Una en la que no esté presente ningún alérgeno que altere la salud de nuestra mascota y sea específica para mejorar la piel y el pelaje.
  • Tratamiento médico. Destinado por un veterinario para reducir el picor en la piel. Suele ser de carácter permanente.

Por último, y no menos importante, cabe destacar la importancia de visitar a grandes veterinarios para diagnosticar correctamente esta enfermedad, ya que es complicada de dilucidar y las molestias que ocasiona en la mascota son enormes. 

Recuerda, “el perro es el mejor amigo del hombre”, nunca lo olvides.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

Tu tienda de Mondioring, IGP y trabajo canino

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook